La provincia invierte $150 millones por mes en asistencia alimentaria

A través de los programas y convenios del Ministerio de Desarrollo Social, y de la copa de leche y comedores escolares de la cartera de Educación; estos últimos con un incremento del 75% desde el inicio de la actual gestión, en diciembre de 2015.

El ministro de Desarrollo Social de la provincia, Jorge Alvarez, brindó en Rosario un informe de las distintas acciones que el gobierno provincial lleva a cabo en materia de seguridad alimentaria, principalmente desde los programas, acciones y convenios que se implementan en todo el territorio santafesino. En la oportunidad, Alvarez confirmó el crecimiento de la inversión social, que alcanza los 150 millones de pesos mensuales.

El encuentro, se realizó en la sede de Cáritas (Balcarce 1077), tras la firma de la renovación del convenio del Programa Promoción Social Nutricional (ProSoNut) de la que participaron autoridades de esa entidad.

Alvarez mencionó que la cartera provincial a su cargo firmó más de 700 convenios con municipios y comunas, y organizaciones sociales “para que la inversión en asistencia alimentaria llegue en forma más efectiva a los beneficiaros. El monto de transferencias mensuales en partidas para comedores comunitarios y copa de leche supera los 70 millones de pesos, a lo cual hay que sumarle lo que el propio Ministerio brinda en Centros de Acción Familiar, Centros de Día, y Residencias de niños niñas y adolescentes, y adultos mayores. Un monto similar aporta el Ministerio de Educación para los comedores escolares”, detalló el ministro.

CAUSALIDAD DE POLÍTICAS PÚBLICAS
Asimismo, Alvarez mencionó el último informe del Observatorio de Políticas Sociales de la Universidad Católica Argentina (UCA), que determinó que en la Argentina la pobreza creció del 29 al 32,9 por ciento, pasando a 13 millones el número de pobres, de los cuales el 40 por ciento son niños. En Santa Fe, en tanto, la pobreza –el parámetro es del Gran Rosario–, marcó un 21,6%, mientras que la indigencia bajó del 5,5 al 4%. “Estamos convencidos de que la baja de índices en Santa Fe no es fruto de la casualidad, sino la causalidad de políticas públicas que se ejecutan” remarcó el funcionario.

“La inversión social del gobierno provincial, a través del Ministerio de Desarrollo Social, es importante, con programas que han tenido continuidad, y otros que han ido adaptando a las necesidades lógicas, consolidando así una fortaleza que se traduce en resultados reales y concretos, para los santafesinos que necesitan nuestra ayuda”, explicó Alvarez.

“La baja de la indigencia es un dato insoslayable, sin dejar de reconocer que la tarea es ardua y urgente”, aseguró el ministro, al tiempo que agregó que “no cabe duda que cualquiera sea el número, nuestro compromiso es accionar para que no existan indigentes en Santa Fe y la pobreza baje año tras año”, enfatizó.

En un contexto económico nacional adverso que principalmente afecta a sectores vulnerados, “se puede afirmar que la continuidad de políticas sociales con espíritu solidario son las que van dejando huellas de recuperación”, enfatizó Alvarez.

El Ministerio de Desarrollo Social desarrolla su políticas de Seguridad Alimentaria a través de tres programas principales: Programa Social Nutricional (ProSoNut),a través del cual municipios y comunas e instituciones brindan el servicio de comedor y copa de leche; la Tarjeta Institucional, un programa de acceso a víveres secos a las familias a través de instituciones; y la Tarjeta Única de Ciudadanía (TUC), programa para el acceso a alimentos de familias en situación de vulnerabilidad social. Todos estos programas tienen un impacto directo entre las personas de bajos recursos, garantizando transparencia y autonomía alimentaria.

AUMENTO DEL 75 % MENSUAL EN ASISTENCIA ALIMENTARIA
La inversión mensual en comedores y copa de leche aumentó desde el inicio de la gestión del gobernador Miguel Lifschitz en un 75%, que incluye el 32 % dispuesto desde el mes de abril.

En tanto la TUC pasó de un presupuesto mensual ejecutado de $ 36,5 millones en diciembre de 2015, a $ 50 millones (actual).

La TUC es un complemento alimentario que se suma a los otros planes sociales y programas y llega a un sector de la población altamente vulnerable. Su implementación llegó para reemplazar al histórico “bolsón de comida”, y se hace en marco de mayor transparencia y autonomía alimentaria.

El aporte que reciben en sus tarjetas y que le permite al beneficiario ir a un comercio a comprar los alimentos que necesita, siempre dentro de un listado preestablecido -por ejemplo, no incluye bebidas alcohólicas-, representa en términos reales un equivalente a un “bolsón y medio” del recibido en el comienzo del programa, de hace seis años. El número de familias beneficiadas es de 182 mil familias aproximadamente.

Este programa también establece que a aquellos chicos que se le determina una baja de peso, reciben el doble del monto dentro de un complemento nutricional. El beneficiario elige los alimentos dentro de un esquema, que nació como un reemplazo equivalente al valor de un bolsón de alimentos, y hoy es un 50% mayor en términos reales.

TRABAJO ARTICULADO CON MUNICIPIOS Y COMUNAS
Durante su análisis en la sede de Cáritas en Rosario, Alvarez tampoco dejó de lado el trabajo conjunto que se hace con el resto de los actores políticos en materia de seguridad social: “desde el Ministerio impulsamos un constante monitoreo con los equipos propios, con los presidentes comunales e intendentes, y con el enorme universo de las organizaciones sociales, para mantener una radiografía lo más exacta posible de la situación social”.

El ministro detalló también distintas acciones del gobierno provincial como El Plan Abre, mediante el cual se interviene en infraestructuras, servicios y convivencia, sumado al Abre Familia, que “asegura que las políticas sociales lleguen a familias con alta vulnerabilidad social; son ejemplos claros del objetivo de las políticas que lleva adelante el gobierno provincial. La integralidad de las políticas públicas y la coordinación permanente, no sólo mejora los indicadores, sino fundamentalmente la calidad de vida de las personas”

Además, Alvarez reconoció que el gobierno de Santa Fe no puede modificar la realidad macroeconómica nacional, “pero seguirá interviniendo por convencimiento propio en seguridad alimentaria, salud, educación, acceso a servicios públicos, hábitat y búsqueda de posibilidades laborales”.

“Necesitamos que el gobierno nacional tenga una mayor amplitud, otorgue más viviendas para la provincia y, especialmente, que dentro de la «emergencia social nacional» se nos incluya en los programas Argentina Trabaja y Ellas Hacen que permitirá incluir al trabajo informal a muchos santafesinos”, indicó el funcionario.

Finalmente, Alvarez reafirmó el compromiso del gobierno provincial en “abordar la problemática social mediante la integralidad de políticas públicas, tendientes a la integración social y para intentar garantizar que cada santafesino tenga la posibilidad de la sustentabilidad de su familia con trabajo digno. Ante la creciente demanda social, podemos decir que la provincia dice «presente»”, concluyó.

ACUERDO CON CÁRITAS
En una reunión llevada a cabo en la sede de Cáritas se firmó la renovación del acuerdo entre ambas instituciones correspondiente al ProSoNut. En ese marco, la cartera de Desarrollo Social entregará en carácter de reintegro un total de 2.714.892 de pesos, en el lapso que va desde la firma de actual acuerdo hasta diciembre de este año, que serán destinados a copa de leche y comedores.

Del encuentro participaron también el secretario de Desarrollo Territorial, Jorge Elder; y el vicepresidente de Cáritas, Gabriel Monte, junto con demás miembros de esa entidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *