La ambulancia demoró 20 minutos en llegar a la cancha”

La queja de la gente del club  Carlos Gardel no se hizo esperar.

La demora de la unidad sanitaria en llegar a la cancha de Estudiantes para atender al jugador Buco Martínez, que yacía tirado en el piso por un codazo que recibió en la cabeza, disparó la bronca de jugadores, cuerpo técnico y directivos del Tanguero.

El jugador herido fue ingresado al Hospital de Vera en silla de ruedas, con fuertes dolores y mareos. Tal fue el golpe que esta mañana le realizaban estudios en Reconquista para determinar la gravedad de la lesión.

Desde el Hospital de Vera deslindaron responsabilidades indicando que la responsabilidad de la ambulancias corre por cuenta del SIES 107.

Lo cierto es que para recorrer las 4 cuadras desde el nosocomio hasta la cancha del CACEU, el móvil sanitario tardó 20 minutos, y no contaba con cuello ortopédico para la asistencia preventiva del paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *