ONG de la región y mujeres de Calchaquí apoyan a la familia de Marina Paiva

En un encuentro de mujeres del Programa “Por mí por todas”, que semanalmente se reúne en el SAMCO de la ciudad de Calchaquí, se abrieron las puertas para contener y apoyar la lucha de Beatriz y su familia, ante la angustia que prime el beneficio de la prisión domiciliaria.

“A ustedes me la mandó Dios” – dijo Beatriz, madre de Marina – “Ayer estaba desesperada y completamente sola y hoy me llega la invitación para estar acá”-

El 21 de diciembre de 2013, Oscar Feliciano Giménez, de 65 años esperó a Marina Paiva, su pareja de 27, a la salida de su trabajo y la asesinó por la espalda con dos disparos de escopeta. Un niño de 8 años perdió a su madre por esta violencia machista que se cobra las vidas de tantas mujeres en nuestro país y en el mundo. Fue un femicidio, pero en aquel tiempo aún no se usaba esta calificación para juzgar esta vil conducta.

Lo sentenciaron a diecinueve años de cárcel. Pero este jueves, a las 9 hs, habrá una audiencia en los tribunales de Vera en la que la defensa de Giménez pedirá la prisión domiciliaria. La noticia cayó como una bomba en la casa de Beatriz. El dolor que asfixia el alma, volvió a poner la herida en carne viva. Es que el asesino recién lleva cinco años de cárcel de los veintidós a cumplir.

En un encuentro de mujeres del Programa Por mí por todas, que semanalmente se reúne en el SAMCO de la ciudad de Calchaquí, se abrieron las puertas para contener y apoyar la lucha de Beatriz y su familia, ante la angustia que prime el beneficio de la prisión domiciliaria.

Las mujeres del programa, son todas pertenecientes a la comunidad mocoví Comcayaripi de esa ciudad. Ya, en un encuentro anterior, habían compartido el espacio con esta madre que se acercó para sumar con su testimonio a la toma de conciencia sobre la violencia de género.

-“ Yo pido que me incluyan en este grupo”, dijo Beatriz” – acompañada por sus hijas y un nietito. Es que luego de la anterior compartida, pudo darse cuenta qué bien le hizo poder abrirse a recibir la escucha atenta y amorosa de las demás mujeres. – “Estaba encerrada en mi casa con mi dolor. Venir y comenzar a hablar, me hizo dar cuenta cuánto necesito esto” –

Ahora, el centro está en lograr que ese beneficio no sea habilitado por la Justicia. Entre las mujeres que allí estaban, se encontraban presentes varias instituciones públicas y organizaciones sociales. El equipo de salud y el de niñez y género del Municipio, entre las primeras; el Foro Reconquista de Infancia Robada y el Norte Amplio por los DDHH, entre las segundas. Y como un recurso atávico de superviviencia, la red comenzó a tejerse espontáneamente. Llamados telefónicos al CAJ (Centro de Atención Judicial para las víctimas de delitos penales), a la oficina de Reconquista de la subsecretaría de Género de la Provincia de Santa Fe. Y desde allí las respuestas, la atención de la abogada Agustina Peralta vinculando a la familia con el MPA, puntualmente con el Fiscal Gustavo Latorre que será quien represente a la víctima; las articulaciones desde la oficina de género.

Hoy, la familia y vecinos de Marina, hacen pública una carta. En ella expresan las razones del por qué se oponen a que sea atendida esta medida que solicitará la defensa. Entre otras, porque la familia de Giménez vive frente a su casa, donde habita el hijo de Marina, hoy con 13 años de edad y con muchas dificultades para sobreponerse a esa trágica experiencia traumática.

Los/Las abajo firmantes, sin ánimo de menoscabar los derechos del detenido, solicitamos que se priorice el interés de la víctima, entendiendo que ese debe ser el criterio penal que prevalezca, antes de someter a su familia a revivir su tragedia cada día con la presencia de Giménez frente a su domicilio.

Firmas:

Grupo de Mujeres Com Alipi
Equipo de salud Acompañante: Dra Florencia Balparda, Agente Sanitaria Susana Nuñez ,Psicologa Social Gabriela Varela, Ts Lucila Lastra,Lic.Patricia Nievas, Dra Valeria Peralta.
Asociacion Norte Amplio por los Derechos Humanos: Raul Borsatti,Lita Dierhinger
Foro de Infancia Robada: Andrea Adobato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *