Sangre en los zapatos y en el baño, la clave para detener a Villalba por el sangriento crimen de su padrastro

Las pruebas realizadas con luminol en el baño de la casa de su novia dieron positivo. Y se hallaron rastros de sangre en unos zapatos que serían del joven aprehendido.

Esas huellas sumadas a que no pudo acreditar dónde estuvo durante el lapso de tiempo en qué se produjo la muerte de su padrastro, llevaron a ordenar la detención.

Franco Villalba, de 20 años, se habría bañado en la casa de su novia, y luego aparecieron restos de sangre impregnados en el piso.

Fue trasladado a la alcaidía de la Unidad Regional XIX. Mañana sería imputado por homicidio calificado por alevosía.

No están claros aún los motivos que lo habrían llevado a cometer, supuestamente, el alevoso asesinato de Miguel Ángel Mattiazzi del que es el principal sospechoso. Aunque se sabe que la relación entre ambos no era la mejor. Es lo que trascendió de la investigación en curso, cuyas evidencias buscarán acreditar la autoría del hecho.

Luminol

El luminol es un compuesto químico que exhibe quimioluminiscencia, emitiendo luz azul al ser mezclado con el agente oxidante adecuado. Es un sólido cristalino cuyo color varía desde el blanco al amarillo.

Los investigadores forenses usan luminol para detectar trazas de sangre en las escenas del crimen, pues el luminol reacciona con el hierro presente en la hemoglobina.

Cuando el luminol es rociado de manera uniforme en una superficie, cantidades muy pequeñas de un agente oxidante pueden activarlo y hacer que emita una luz azul, visible en un lugar oscuro. El brillo dura unos 30 segundos, es posible documentar el efecto con una fotografía de larga exposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *