Un equipo electrógeno en mal estado casi mata a un familia de Margarita

Un hombre de 66 años, empleado de un establecimiento zona rural ubicado 12 kilómetros a oeste del ejido urbano de Margarita, dio cuenta  mediante un llamado telefónico a la policía local que integrantes de una familia se encontraban descompuestos.

Al constituirse en el lugar, personal policial ingresó al lugar y observó a una pareja y junto a ella a sus hijos menores de edad – de 12, 9 y 2 años – junto a un equipo electrógeno que emanaba fuerte olor a combustible.

De inmediato, fueron trasladados al Hospital de Margarita y examinados por un médico de turno se les diagnosticó intoxicación severa por monóxido de carbono.

Quedaron todos internados en el nosocomio del pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *