Itatí: el padre Pánfilo Ortega asoció al narcotráfico con el poder político

El sacerdote fue contundente al afirmar que “cuando ganaron las elecciones, ganaron los narcotraficantes”. Sostuvo que la gente tiene miedo. En tanto recordó que un cura de la basílica debió ser trasladado por ser amenazado de muerte en varias oportunidades por los mismos narcos.El Padre Pánfilo Ortega  contó la dramática situación que se vive en Itatí con el avance del narcotráfico.Fue contundente al afirmar que “cuando ganaron las elecciones, ganaron los narcotraficantes”.“Si te metés con ellos, te persiguen o te despachan”. Respecto a esto dijo que uno de los sacerdotes de la Basílica, debió ser trasladado por ser amenazado de muerte en varias oportunidades por los mismos narcos. “Lo quisieron atropellar varias veces en la ruta porque el padre hablaba de ellos en el altar”. En declaraciones a Radio Sudamericana, manifestó que “hay protección policial, de las fuerzas de seguridad y de los propios abogados. Todo está muy aceitado”.  “No es novedad lo que pasa acá, todos lo saben y nadie dice nada por miedo”.“Ya hace rato se viene hablando de esto y todo se acentuó más cuando ganaron las elecciones”, lanzó el sacerdote sobre las autoridades municipales de la localidad. “Cuando ganaron las elecciones, ganaron los narcotraficantes”.“Es triste la realidad que vive el pueblo de la Virgen de Itatí. Si no tomamos las medidas necesarias, esto va a continuar. Hay tantos negocios en Itatí y ¿de dónde sacan para progresar tanto? y estamos hablando de las mismas autoridades del pueblo”, sostuvo Pánfilo.El sacerdote dijo que en Itatí, denominada “zona narco” por los medios nacionales, los vecinos viven con miedo y prefieren “no meterse”. “Acá todos saben quienes andan en estas cosas, algunos son conocidos con nombre y apellido y nadie hace nada. Es evidente que tienen protección de la comisaría y de la misma Policía”.“Acá o estás de acuerdo con ellos o te despachan”, lanzó el religioso y contó que tiempo atrás uno de los sacerdotes debió ser trasladado a otra comunidad porque estaba siendo perseguido por los narcos. En la entrevista contó que en Itá Corá “no existen controles” y dijo que en una oportunidad logró ver cómo descargaban un importante cargamento de cigarrillos ilegales. “Yo vi como descargaban cajas y cajas de cigarrillos de un micro y otros paquetes que no sé qué tenían”. “Todo el sistema está aceitado. En las comisarías, la misma Policía está metida, todo esto es una gran mafia y cuando caen presos los narcos, los abogados los sacan rápido”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *