Robó una tienda en Calchaquí y lo detuvieron vendiendo las prendas

En la madrugada del último día del año 2017, la tienda Heaven fue robada dos veces, así lo denunció su dueño. La policía detuvo al ladrón que sería oriundo de Pedro Gómez Cello, vendiendo lo robado.

En el hecho resultó víctima Alejandro Pighín, el dueño del local comercial Heaven, ubicado en la céntrica esquina de Pueyrredón y Tucumán. A través de la red social Facebook denunció lo sucedido: “a las 3 de la mañana mi vecina me llama para avisarme que me entraron a robar el negocio por la parte de bebés, llamo a la policía hacemos todo el procedimiento sacamos cuenta de lo que se llevaron y sellamos la entrada… Re caliente me vuelvo a mí casa y me llaman a la hora para avisarme que me entraron a robar de vuelta pero esta vez nos rompieron la vidriera del frente y se robaron todo…la verdad no sé qué decir, o sea yo creo que nadie se espera que te roben dos veces en una misma noche y lo peor es ver todo el esfuerzo que nos costó hacer esto, para que en una noche nos destruyan el negocio por completo, la verdad es que estoy desconcertado jamás me imaginé pasar por una situación como esta…”

De investigación efectuadas por los agentes policiales, se estableció que no sería ajeno al ilícito un joven, oriundo de La Criolla, quien vendía lo sustraído a vecinos de la ciudad. El autor del robo fue identificado como Nicolás Daniel Torres, mayor de edad.

Tras el esclarecimiento, Alejandro agradeció públicamente al personal policial y a los testigos anónimos que ayudaron a esclarecer el caso. “Si bien no pudimos recuperar casi nada porque el tipo vendió la mayoría de las cosas por dos mangos y la valija con ropa la tiro en una cuneta del barrio aborigen, el personal policial se tomó el trabajo de investigar, allanar, y apresar a este muchacho”.

“Ahora les paso a comentar lo que es realmente indignante y lo que vi por experiencia propia, este joven el cual lo llaman como “Bebu Torres” oriundo de Pedro Gómez Cello, quien fue echado de su propio pueblo por ser una persona “no grata” debido a la cantidad de robos y acusaciones de violación que tenía. Este mismo muchacho lo tenemos de regalito en nuestra ciudad (como varios más) y para que nos indignemos todos juntos, este joven disponía de un certificado de discapacidad, con el cual, se les cagaba de risa a nuestra policía porque el mismo les decía que no lo pueden apresar (el sabia que podía actuar con total impunidad)”, describió.

“Gracias a la cantidad de testigos que se animaron a declarar nuestras autoridades lograron que a este muchacho le vuelvan a hacer una revisión, y demostraron que el sabia a la perfección lo que hacía, por ende lograron ponerlo tras las rejas temporalmente hasta que el fiscal tome el caso”. “¿Porque estoy explicando esto? Porque muchas veces acusamos a la policía de que los ladrones entran y salen como si nada, pero hay gente por atrás que está permitiendo que esto suceda, hay “ASISTENTES SOCIALES” de afuera que vienen a sacar a estas personas de la cárcel dejando el trabajo policial nulo, y siento que las personas tienen que saber esto y los asistentes que ayudan a estos malandras deberían pagar por los daños causados por los mismos”, insistió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *