Ferviente pedido de un abogado

El defensor de quien está imputado por la desaparición de Rosalía Jara le pidió fervientemente al fiscal durante la audiencia que no se cierre en Valdéz, que investigue a otros sospechosos, y le dio los nombres. Quiénes son y por qué los nombró.

Que investiguen a Mansilla

El abogado Jorge Faisal le reclamó al Fiscal Gauna Chapero (delante del juez Gon, en audiencia pública) que investigue a Aldo Mansilla, quien está enemistado con Rosalía Jara y la amenazaba con pasarla por arriba con el auto, quemarla viva en la casa, o contratar un sicario en Reconquista para que la mate.

¿Quién es este señor Mansilla?. Es un empleado de la Comuna de Fortín Olmos, cerca de los 60 años de vida, ex conviviente, de cuando Rosalía cuando era menor de edad. La nena de 2 años que tiene Rosalía lleva su apellido, aunque él siempre desconfió de esa paternidad. Por violencia de género, el Poder Judicial dispuso excluir del hogar a Mansilla (es el dueño) y en la casa quedó Rosalía con su nena, lo que agravó la relación.

Mansilla decidió demandarla pidiendo el ADN. Quiere recuperar su casa. Rosalía ya está notificada de la fecha en que se llevará a cabo la medida judicial probatoria, y parece que Faisal sabe que eso la tenía muy preocupada a Rosalía (había intentado suicidarse en junio, coincidentemente con la notificación) y ambos ex estaban muy enojados. La casa de Mansilla fue allanada el jueves 20 de julio de 2017 y allí secuestraron teléfonos celulares y 3 armas de fuego que no tenía registradas. Mansilla supo contar que “Rosalía me amenazó que me iba a matar mientras dormía si no le daba el apellido a la nena”, otra muestra de la tensa relación.

Que investiguen a Barbona

Este sexagenario es otro de los hombres que se relacionaba con la jovencita, para Faisal es otro sospechoso. Barbona declaró que vio a Rosalía salir del bar ese sábado en la noche de la desaparición (1 de julio de 2017). Su casa también fue allanada y secuestraron teléfonos celulares, pero por ahora no sugirió nada de interés para cambiar su situación, entiende el fiscal.

Que investiguen a Anacleto Aranda. Cerca 60 Es uno de los que habló con Rosalía la noche de la desaparición. Él no lo negó, dijo que Rosalía le había pedido dinero que él aceptó darle pero le dijo que vaya a la casa a la 01:00 de la madrugada, pero nunca fue, coincide con su desaparición. El abogado Faisal resaltó que Aranda no contó que tuvo más comunicaciones con Rosalía esa toche.

Que investiguen a Julio Rivero. Faisal también cree que hay que investigar a este hombre porque asegura que una vez le pegó “una patada en la cabeza” a Rosalía.

El abogado (y cuñado) del acusado trató de poner en duda la convicción del fiscal de que fue Valdez quien hizo desaparecer a Rosalía en la noche del sábado 1 de julio de 2017. Citó al testigo Daniel Ringa, quien declaró en sede policial (Oficina de Trata) que el 2 de julio vio a “La Chivi” (como muchos llaman a Rosalía) andar por el pueblo en moto junto a otra chica y una criatura, que ese día a las 19:00 fueron a cargar combustible.

Misteriosamente –al  menos por ahora-, Ringa es el único hombre del mundo que dice haber visto a la desaparecida andar por el pueblo …y en moto, un día después. ¿Pudo haberse confundido de día, o dar por cierto algo que le pareció?. Habrá tiempo para dilucidarlo, sin dudas que el gran valor del testimonio será durante el juicio que es donde terminará el caso Valdéz-Jara, como además ya lo reclamó ante la prensa el defensor.

El único riesgo por ahora es que una imprecisión o confusión de Ringa distraiga la investigación o se use el testimonio para estorbar miradas.

El Fiscal aclaró que no está agotada la investigación y que no descarta ninguna hipótesis ni a ningún sospechoso, que de hecho ya se allanaron los domicilios de Aranda, de Mansilla y de Barbona. El nombre que por primera vez entró en escena como un posible a investigar es Rivero, introducido por Faisal.

Luego de una hora de audiencia, el fiscal pidió al juez que defina la prisión preventiva de Valdez, que era el único motivo de la audiencia, y que para eso había aportado suficientes indicios, a lo que el magistrado dio lugar y resolvió la prisión preventiva sin plazos para el profesor Juan Valdéz, único imputado hasta aquí por la desaparición de Rosalía Jara.

El Profesor de educación física Juan Valdéz, 37, está imputado por retención y ocultamiento de una persona con el fin de obligar a la víctima a hacer algo en contra de su voluntad, delito agravado en este caso por la calidad de la víctima, por la ascendencia de haber sido su profesor, artículo 142 bis inciso II del Código Penal Argentino.

La ley dice que se impondrá prisión o reclusión de cinco (5) a quince (15) años, al que sustrajere, retuviere u ocultare a una persona con el fin de obligar a la víctima o a un tercero, a hacer, no hacer, o tolerar algo contra su voluntad. Si el autor lograre su propósito, el mínimo de la pena se elevará a ocho (8) años. La pena será de diez (10) a veinticinco (25) años de prisión o reclusión si el hecho se cometiere en la persona de un ascendiente; de un hermano; del cónyuge o conviviente; o de otro individuo a quien se deba respeto particular, lo que actúa como agravante en la calificación de este caso imputado al Profesor.

La persona desaparecida es Rosalía Jara. Tiene 18 años de edad y es madre de una nena de 2 años. A 23 días no hay ninguna noticia de su paradero, contó su madre, Liliana Jara, 44, en diálogo con ReconquistaHOY, al asistir a la audiencia de este 23 de julio.

A las 16:00 se realizaba una nueva movilización por las calles de Fortín Olmos pidiendo por la aparición con vida de Rosalía, era la 3a marcha.

Foto: Dr. Jorge Faisal, abogado defensor y cuñado del acusado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *