Tras un manejo cuanto menos reprochable de la emergencia, Vera debe volver a Fase 3

Lo anunciaron autoridades sanitarias y políticas de la ciudad este mediodía.

La directora del Hospital, Dra. Beatriz Villa, comunicó tras una evaluación realizada durante el fin de semana se tomarán “medidas mas restrictivas” para evitar que “esto se nos escape”, justo el día después que la ciudad registrara un nuevo récord de casos positivos de Covid: 14.

La funcionaria – cuya agenda de medios a invitar para la conferencia parece haberse agotado rápidamente, ya que solo se cursó invitación a algunos – pidió “responsabilidad de los jóvenes” y de la ciudadanía toda.

“Estas medidas restrictivas son para el bien de todos los ciudadanos”, expresó Villa, sin llegar a dejar de todo en claro un motivo valedero por cual no fueron tomadas con anterioridad, aún cuando todo el mundo sabía en Vera que la curva de contagios venía en marcado ascenso.

En la rueda de prensa, que el Hospital prefirió que sea presencial y no virtual como se aconseja en una urbe con un brote sustancial de coronavirus, la encargada de la lucha contra el Covid, la Dra. Perlman, puso en palabras oficiales lo que es vox pópuli en toda la ciudad: “En estas últimas dos semanas venimos con una situación bastante crítica”.

Enseguida, informó: “Acabo de recibir los test rápidos que hicimos hoy en los cuales 4 de 10 dieron positivo. No significan que los otros 6 no sean positivos, siguen en su aislamiento preventivo y los va a volver a hisopar”.

Indicó, con preocupación, que el domingo y lunes las llamadas a los números de emergencias sanitarias “han saturado” nuestra atención. De 50 llamados se ha pasado a duplicar esa cifra, precisó, y adelantó que se van a habilitar dos nuevos números.

Luego, reveló que hay “altos índices” que la gente no quiere decir “dónde estuvieron” cuando se le pregunta por lugares y contactos, y apuntó que dicen “muchas mentiras”, pero eso no “es (culpa) de nosotros, viene de la comunidad”.

Restricciones

Luego de la consabida expresión victimista de “tuvimos que tomar estas medidas que no nos gustan”, la intendenta Paula Mitre enumeró las nuevas medidas que regirán desde la 00 hora del miércoles por el plazo de una semana.

Circulación de 8 a 22 horas, fuera de ese horario vamos a contar con la policía para cortar la circulación

Bares y restaurantes funcionarán bajo modalidad delivery de 8 a 24 horas

Permitida la circulación pero no la permanencia en espacios públicos 

Suspensión de fiestas infantiles que se realizaban en salones de eventos

Aceptación del cierre voluntario de gimnasios que han decidido por cuenta propia esa medida 

Queda suspendida toda actividad deportiva que implique la participación de más de dos personas

“Si no tenemos la responsabilidad de cada ciudadano verense vamos a estar en problemas para cortar esta cadena de contagios”, reflexionó Mitre, sin el menor atisbo de autocrítica funcional a raíz de la evidente pérdida del control del espacio público que muestra la gestión municipal (no solo de los protocolos por la pandemia, sino también n diversos rubros como el tránsito, la venta de alcohol a menores y demás), y que ya genera malestar en otros ámbitos.

Decisión tardía  

La conferencia pareció ser el parte de la derrota, cuanto menos. Hace un par de semanas, un alto funcionario político del departamento había anticipado que esto se venía venir, y que dijo textualmente que “con sonrisitas” solamente no se iba a solucionar. En aquel momento, reclamó a quien pudo retroceder de fase para cortar la proliferación del virus, pero al parecer nadie lo oyó.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.