IFE ANSES: ¿cuándo se paga el tercer bono?

El Gobierno nacional resolvió hacerlo en todas las provincias por la desocupación y la pobreza que se están disparando. ¿Cuándo comienzan a pagar?

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) terminará de pagar la segunda tanda del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) el 17 de julio e iniciará la tercera ronda en la primera semana de agosto, confirmaron fuentes oficiales.

Casi 9 millones de personas están cobrando actualmente la segunda cuota. Anses suspendió el pago durante los feriados del 9 y 10 de julio para no “saturar” los cajeros automáticos en los bancos el fin de semana largo y reactivará el cronograma el lunes que viene.

Así, tras el feriado puente, los pagos serán retomados el lunes 13 de julio para los DNI finalizados en 5; el martes 14, en 6; el miércoles 15, en 7; el jueves 16, en 8; y el viernes 17, en 9, según el cronograma difundido por la Anses.

A partir de allí, el Gobierno se tomará diez días para la instrumentación de la tercera cuota, que fue confirmada en la noche del miércoles por el presidente Alberto Fernández a los gobernadores.

Restricciones fiscales

Fuentes oficiales consultadas por este medio indicaron que hay posibilidades técnicas de pagar el IFE 3 ni bien termine la segunda etapa, pero lo que limita esa posibilidad son las restricciones fiscales. Por ello, el pago de la tercera tanda se iniciará a principios de agosto.

Así, casi 90.000 millones de pesos serán volcados a la economía por medio de este beneficio que el Gobierno financia exclusivamente con emisión monetaria. En las tres cuotas, serán un poco más de 268.000 millones de pesos.

El primer IFE demandó al Gobierno un gasto de 89.630 millones de pesos y terminar el proceso llevó 72 días, según confirmó la propia ANSES. Esto fue así porque casi tres millones de personas no estaban registradas ante el organismo o no tenían cuenta bancaria.

El IFE fue establecido por el Decreto Nº 310/2020 y consiste en una “prestación monetaria no contributiva de carácter excepcional destinada a compensar (muy parcialmente) la grave disminución de los ingresos de las personas afectadas por la emergencia sanitaria.

El Gobierno había confirmado que no pagaría una tercera tanda en todo el país debido a la crisis fiscal e iba a focalizar la ayuda en las zonas con aislamiento estricto: el Área Metropolitana de Buenos Aires; el Gran Resistencia y Río Negro.

Pero los gobernadores hablaron con Fernández para explicarle que el IFE estaba inyectando fondos que eran clave para evitar que se disparen las demandas sociales más de lo que ya se incrementaron.

Tal fue el alivio que el jujeño Gerardo Morales, el salteño Gustavo Sáenz, el mendocino Rodolfo Suárez, la santacruceña Alicia Kirchner y el tucumano Juan Manzur coincidieron al señalar que “lo más importante” de los anuncios recientes es la continuidad del IFE.

Perotti: «Estamos orgullosos de que la zona de la hidrovía siga montando infraestructura moderna, con resguardo ambiental»

El gobernador y el presidente Alberto Fernández encabezaron la habilitación del puerto de la Cooperativa A.C.A. en Timbúes.

El gobernador Omar Perotti y el presidente de la Nación, Alberto Fernández, participaron este miércoles del acto por la habilitación del puerto de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) en la localidad de Timbúes, departamento San Lorenzo.
«Hicimos una recorrida previa en todas las instalaciones que culminan este trámite de habilitación a través del gobierno de la Nación y del Ministerio de Transporte», precisó el gobernador y manifestó su «gran satisfacción, porque este esfuerzo enorme del sector cooperativo nos enorgullece como santafesinos y como argentinos».

En este sentido, resaltó que el nuevo puerto «sin duda nos da un beneficio directo como provincia, pero esta infraestructura beneficia a muchas provincias argentinas, dónde hay productores miembros de ACA».

Asimismo, Perotti precisó que «hemos probado con gran satisfacción el cuidado ambiental» de las nuevas instalaciones, «en todas las pruebas e instancias de descarga no hay polvillo, lo que no solamente es muy bueno para los trabajadores sino para todo el ambiente. Un cuidado diferencial sobre cualquier otra de las terminales existentes en la zona».

«Cómo santafesinos, estamos orgullosos de que toda la zona de la hidrovía siga montando infraestructura moderna, y con resguardo ambiental muy claro; parámetros que diferencian la producción que uno quiere. Con esta obra se nos está transmitiendo una logística, un lugar para vender granos al mundo y una forma de cuidar el ambiente de manera distinta».

«Lo valioso es que se siga invirtiendo en la zona, se siga apostando a mejorar los niveles de producción, y que a través de esa infraestructura, que se suma a lo que ACA ya tiene en el país, el conjunto del sistema cooperativo y sus integrantes recibe una mejora; y la Argentina con ella también».

El gobernador señaló que «a pesar de tener el nivel más bajo de los últimos 50 años en el río Paraná se ha podido mantener un nivel de carga importante gracias a la hidrovía, esta obra de impacto federal, que ha permitido que toda la zona pueda sacar desde aquí más del 70% de la producción nacional».

Por último, destacó que «las vías del ferrocarril llegan a la puerta de este puerto nuevo; una obra clave que está a muy buen ritmo. El ferrocarril Belgrano va a permitir traer granos de todo el norte del país, generando un mayor volumen de carga para toda nuestra zona», concluyó Perotti.

Por su parte, el presidente Alberto Fernández afirmó que “siempre que damos un paso en favor de la producción y del desarrollo, yo me pongo contento. Es la única Argentina que concibo, la Argentina que invierte, que produce y que se desarrolla”.

“El campo tiene mucho para dar porque es un actor importante en la economía argentina y la Argentina necesita de su desarrollo -puntualizó el presidente-. Yo particularmente soy un enorme admirador de la economía cooperativista porque que es también una forma muy genuina de desarrollo capitalista. Un modo de desarrollo que permite asociar a productores y tener un destino común en ese acto de asociación”.

“Con lo cual, que hoy estemos inaugurando un puerto en Timbúes de la Asociación de Cooperativas Argentinas a mí me pone particularmente contento porque es una forma de desarrollar la economía con un criterio de compromiso y solidaridad, que es al que uno más le reclama que esté presente en el capitalismo que vive”, finalizó Fernández.

Por último, el presidente de ACA, Claudio Soumoulou, señaló que «este evento tiene una importancia significativa, hoy estamos en nuestra nueva terminal en Timbúes, visualizando todo el trabajo que desde hace varios meses la asociación, de la mano de sus cooperativas y productores, venimos haciendo».

«Todo el desarrollo de esta nueva terminal portuaria está enmarcado en nuestra política coorporativa de gestión sustentable, cumpliendo con todos los parámetros de cuidado del medio ambiente y de seguridad de las personas, accesibilidad para personas con discapacidad, y teniendo un cuidado importante sobre el trabajo y los granos que ingresan», concluyó.

Acompañaron al gobernador en la recorrida el senador Nacional Roberto Mirabella; los ministros de Producción, Ciencia y Tecnología, Daniel Costamagna, y de Transporte de Nación, Mario Meoni; el senador por el departamento San Lorenzo, Armando Traferri; el presidente comunal de Timbúes, Amaro González; el gerente General de ACA, Mario Rubino; el jefe de Puerto ACA Timbúes, Emilio Perazzio; y el gerente de Industrias de ACA, Lucas Amboage.

EL NUEVO PUERTO

La Asociación de Cooperativas Argentinas invirtió US$ 143 millones, para la construcción de una terminal destinado a la carga de granos y subproductos a granel (maíz, trigo, sorgo y soja), que se encuentra ubicada a la altura del km 461,200 del río Paraná, sobre la margen derecha, en la localidad santafesina de Timbúes.

El puerto, denominado “ACA TIMBÚES”, cuenta con un muelle de hormigón armado sobre pilotes, con una longitud de 130 metros y un ancho de 15 metros; tres torres de embarque; dos dolphins de amarre; galería de transferencia y pasarelas de conexión, para embarcaciones de gran porte.

Las instalaciones cuentan con una capacidad de almacenaje de 200 mil toneladas y de descarga de 70 camiones por hora o de 2.400 toneladas de grano; y pueden alojar 1.000 camiones en un predio de 10 hectáreas.

Lapidario informe del Fiscal Pollicita sobre Vicentín

El Fiscal Pollicita solicita inhibición de bienes a varios directivos de Vicentín y ex autoridades de Banco Nación.

La resolución firmada este miércoles por Gerardo D. Pollicita, Fiscal a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 11 le solicita al Juez la “inhibición general de bienes respecto de Javier GONZÁLEZ FRAGA, Lucas LLACH, Agustín PESCE, Miguel Ángel ARCE, Carlos Alberto CASTELLANI, Guillermo GOLDBERG, Jorge LAWSON, Javier OKSENIUK, Marcelo Javier POSE, Ercilia Antonia NOFAL, Juan José FRAGATI, Martín Enrique GONZÁLEZ, Susana OJEDA, Maricel MOSCHINI, José Luis TESTA, Luis María RESTELLI, Néstor Ariel BLED, Darío GIACCOSA, Roberto VICENTIN, Osvaldo L. BOSCHI, Martín S. COLOMBO, Herman R. VICENTIN, Alberto MACUA, Máximo PADOAN, Daniel BUYATTI y Sergio NARDELLI”

Además solicita la “inhibición general de bienes respecto de las personas jurídicas VICENTÍN SA y ALGODONERA AVELLANEDA SA y la prohibición de innovar sobre su composición accionaria”.

La resolución

Gerardo D. Pollicita, Fiscal a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal nº 11, me presento ante V.S. en los autos nº 268/2020, caratulados “Sandleris, Guido y otros s/ defraudación”, del registro de la Secretaría nº 20 del Juzgado Federal a vuestro digno cargo y respetuosamente manifiesto:

A) Objeto

Que se me corre vista a los fines de que me expida en relación a los planteos realizados por la Unidad de Información Financiera, a través de los cuales solicitó que se amplié el objeto procesal de la investigación y que se adopten medidas cautelares de índole patrimonial en relación a distintos ex funcionarios nacionales y empresarios de la firma VICENTÍN S.A.

Así como también, abordaré las presentaciones de la defensa de PADOAN, NARDELLI y MACUA mediante las que formuló manifestaciones en relación a las medidas precautorias requeridas respecto de sus defendidos, y solicitó que se readecúe el objeto procesal actual del sumario, abarcando un período temporal más amplio.

B) Antecedentes del caso

La presente causa se inició a raíz de la denuncia efectuada el 27 de enero de 2020 por Fernando MIGUEZ, Presidente de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático, quien manifestó que tomó conocimiento de los hechos a partir del “Primer Informe sobre la situación de la firma Vicentín” de fecha 16 de enero de 2020 elaborado por el Lic. Claudio LOZANO.

Así, el pasado 14 de febrero, esta Fiscalía impulsó la acción penal en relación a la posible existencia de una maniobra por la cual se habría perjudicado al Estado Nacional a través del otorgamiento irregular de préstamos por parte del Banco de la Nación Argentina a favor de la firma VICENTÍN S.A. lo que le permitió a la empresa acumular una deuda con el banco de 18.500 millones de pesos, los cuales actualmente serían de cobro incierto puesto que la sociedad se encuentra en estado de cesación de pagos, dado que el pasado 10 de febrero solicitó la apertura de su concurso preventivo.

A su vez, este ministerio requirió que se investigue la posible ruta del dinero con el fin de determinar si se trató de una crisis autogenerada por los responsables de VICENTIN S.A. con el objeto de que una vez obtenida irregularmente la refinanciación por parte de los funcionarios, no pagaran la deuda al Banco de la Nación Argentina, y solicitó la producción de 13 medidas de prueba, así como también, la recolección de toda la documentación de interés vinculada a los hechos denunciados.

De esta forma, con fecha 18 de febrero de 2020, el Juzgado Federal n° 10 inició la pesquisa haciendo lugar parcialmente a las medidas propuestas por este Ministerio Público Fiscal, recibiéndose recién el 9 de junio de 2020, la documentación central para el avance de la pesquisa, esto es la información y piezas probatorias solicitadas al Banco Nación.

Así fue que, paralelamente a las peticiones de las partes mencionadas en el acápite I, el 11 de junio pasado V.S. dispuso delegar la investigación a esta Fiscalía, siendo que desde ese momento se ordenaron más de una veintena de medidas de prueba con el objeto de avanzar en el esclarecimiento de los graves hechos de corrupción denunciados y en la individualización de sus posibles responsables.

En tal dirección, se solicitó información y documentación al Banco de la Nación Argentina, a la Administración Federal de Ingresos Públicos, a la Unidad de Información Financiera, al Registro Público de Comercio de la provincia de Santa Fe, al Juzgado Provincial a cargo del Concurso, a la Oficina Anticorrupción, a la Procuraduría de Investigaciones Administrativas, al ex Interventor de la firma VICENTÍN designado por el Poder Ejecutivo Nacional, al Banco Central de la República y a la Cámara Nacional Electoral, así como también se le recibió declaración testimonial al director del BNA, Lic. Claudio LOZANO.

Así las cosas, habiendo aunado los elementos probatorios necesarios a los fines de poder analizar adecuadamente las peticiones de las partes ―querella y defensa―, y teniendo en cuenta la complejidad de los hechos investigados, corresponde realizar una breve reseña de la maniobra investigada a los fines de alcanzar una mayor claridad expositiva.

C) Breve reseña de la maniobra investigada

Los elementos probatorios recabados hasta el momento permiten sostener que funcionarios del BNA, algunas veces por acción y otras por omisión, incumplieron deliberadamente los deberes a su cargo y perjudicaron los intereses confiados en la administración de los fondos de la entidad bancaria, para lo cual otorgaron irregularmente millonarios créditos en moneda extranjera a las firmas VICENTÍN SA y ALGODONERA AVELLANEDA SA, apartándose de la normativa interna que lo regula, y luego omitieron ejecutar en tiempo y forma las garantías que preveían los contratos tendientes a recuperar el dinero que se adeudaba.

A su vez, las constancias recolectadas hasta el momento posibilitan afirmar que, del otro lado, los empresarios de la firma VICENTÍN en connivencia con los funcionarios, solicitaron los empréstitos irregulares, requirieron la liberación de los fondos afectados en garantía, mientras en simultáneo postergaban el pago de sus obligaciones, con el objetivo de que finalmente, cuando las autoridades del banco quisieran cobrarse la deuda, no quedaran fondos de donde el BNA pudiera hacerlo.

Según se pudo determinar a través de la documentación remitida por el BNA, la firma VICENTÍN SA es un cliente histórico del Banco de la Nación Argentina, que en función de su actividad principalmente de agroindustrial exportadora, tuvo asignado a lo largo de los años por disposición del Directorio de dicha entidad bancaria, una línea de crédito para la celebración de operaciones de comercio exterior que para el período 14/06/2018 al 30/04/2019 permitía prestarle hasta USD 300.000.000, pero con una exposición máxima en pesos de $8.333.000.000.

Sin embargo, como se verá en lo sucesivo, a partir del vencimiento de esta disposición el 30 de abril de 2019, las autoridades del BNA ―gerenciales y el directorio― beneficiaron a las firmas VICENTÍN y ALGODONERA AVELLANEDA al continuar asistiéndolas crediticiamente cuando no se encontraban autorizados para hacerlo.

Para ello, primero otorgaron dos prórrogas a la calificación vigente cuando las empresas ya habían superado el límite máximo establecido en la última resolución de directorio; luego otorgaron nuevos préstamos a la firma VICENTÍN sin contar con calificación vigente, teniendo la firma deuda vencida con el banco y encontrándose excedido el cliente en los límites que fija el BCRA; y todo ello, mientras en simultáneo le permitieron a los titulares de VICENTÍN retirar los fondos que estaban depositados en garantía en el banco.

Así, una vez vencida la calificación crediticia, las autoridades del BNA a través de un procedimiento excepcional los días 30/04/19 y 25/06/19 concedieron dos prórrogas primero por 60 días y luego por 30 días más a las firmas VICENTÍN y ALGODONERA AVELLANEDA, que permitió continuar asistiéndolas crediticiamente hasta el 31/07/19, pese a que para ese entonces se encontraban ampliamente excedidas en la exposición máxima establecida por el Directorio en más de 4500 millones de pesos.

De esta forma, durante la primera prórroga ―desde el 30/04/19 al 30/06/19―, los funcionarios del banco le otorgaron a las firmas mencionadas un total de 22 préstamos por la suma de USD 90.500.000 mientras que durante el transcurso de la segunda prórroga ―que transcurrió desde el 30/06/19 al 31/07/19― le garantizaron el acceso a 11 créditos por un total de USD 44.500.000, totalizando a través de este canal excepcional USD 135.000.000.

Al finalizar esta segunda prórroga, la firma VICENTÍN no solo se encontraba excedida en los límites fijados por el Directorio, sino también había traspasado el coto estipulado por el Banco Central de la República Argentina a través de la normativa “Grandes Exposiciones al Riesgo de Crédito” (en adelante GERC), por el cual restringe la cantidad de dinero que un banco le puede prestar a una única contraparte con el objetivo de limitar la pérdida máxima que las entidades financieras podrían experimentar en caso de un incumplimiento inesperado, estableciendo como capacidad máxima prestable hasta un 15% de su capital.

A su vez, en simultáneo ―el 8 de agosto de 2019―, la firma VICENTÍN registraba el primer vencimiento impago de sus deudas con el BNA, circunstancia que se extendió a lo largo de los siguientes meses en los que la firma registró más de 70 créditos impagos, con una deuda que al día de la fecha supera los 300 millones de dólares.

Sin reparar en estas circunstancias ―deuda vencida por más de 80 días y exceso en la normativa GERC―, entre los días 8 y 26 de noviembre los funcionarios del BNA ―gerentes, directores y presidente― decidieron otorgarle 28 nuevos préstamos a VICENTIN por un total de USD 105.500.000 pese a que para ese entonces el propio BCRA había intimado al banco en reiteradas oportunidades a encuadrarse en la normativa vigente.

Así, mientras aumentaba la deuda impaga de VICENTÍN con el BNA, en las cuentas que la firma tenía en garantía en el propio banco ingresaron casi 800 millones de dólares y más de 2000 millones de pesos ―USD 795.651.946 y $2.219.740.272―, los cuales estaban reservados para asegurar el cobro ante el incumplimiento de las obligaciones por parte de la empresa.

Sin embargo, pese a que el BNA tenía en las cuentas especialmente estipuladas como garantía de los créditos suficiente dinero para cobrarse varias veces los casi USD 300.000.000 que VICENTÍN le debía, los funcionarios del banco permitieron que los empresarios retiraran ese dinero, con lo cual, para el momento en que se quiso cobrar de dichos fondos por disposición de la nueva gestión del Directorio, las cuentas se encontraban prácticamente vacías.

Finalmente, como es de público conocimiento la firma VICENTÍN el pasado 10 de febrero se presentó en concurso de acreedores ante el Juzgado de Primera Instancia de Distrito Civil y Comercial de la Segunda Nominación de la ciudad de Reconquista, Provincia de Santa Fe, donde el BNA presentó una deuda de USD 304.328.665,75 que actualmente es de cobro incierto, y es por ello que se han dispuesto en este sumario distintas medidas de prueba a efectos de determinar si una vez obtenida la refinanciación por parte de los funcionarios, se produjo una crisis autogenerada para no pagar la deuda ilegalmente concedida por el Banco de la Nación Argentina.

Así, con la provisoriedad propia de esta etapa incipiente del proceso, quienes se habrían encargado de instrumentar la maniobra defraudatoria fueron, por un lado, el ex Presidente de la entidad ―Javier GONZÁLEZ FRAGA―, los ex Directores ―Lucas LLACH, Agustín PESCE, Miguel Ángel ARCE, Carlos Alberto CASTELLANI, Guillermo GOLDBERG, Jorge LAWSON, Javier OKSENIUK, Marcelo Javier POSE y Ercilia Antonia NOFAL―, el Gerente General ―Juan José FRAGATI―, la Subgerente General de Riesgo Crediticio ―Susana OJEDA―, el Subgerente General de Banca Corporativa ―Martín Enrique GONZÁLEZ―, la Subgerente Departamental de Soporte Crediticio ―Maricel MOSCHINI―, los Gerentes de la Zonal Reconquista ―José Luis TESTA y Luis María RESTELLI―, los Gerentes de la Sucursal Reconquista ―Darío GIACCOSA y Néstor Ariel BLED―, y por el otro, los empresarios, presidente y vicepresidente de VICENTÍN —Daniel BUYATTI y Alberto MACUA—, y los directivos y/o apoderados de la empresa —Roberto VICENTIN, Osvaldo L. BOSCHI, Martín S. COLOMBO, Herman R. VICENTIN, Máximo PADOAN, y Sergio NARDELLI— a través de las firmas VICENTÍN S.A. y ALGODONERA AVELLANEDA S.A.

D) Los hechos investigados

Habiendo realizado una breve reseña de la maniobra ilícita investigada, en lo sucesivo, este Ministerio Público desarrollará en base a las pruebas recolectadas hasta el momento, una descripción de los hechos que conforman el objeto procesal del presente sumario, a los fines de fijar con claridad los contornos fácticos de la pesquisa.

Para ello, a continuación abordaremos los sucesos investigados en los distintos acápites en el siguiente orden:

1) la línea de crédito de la firma VICENTÍN en el BNA hasta el mes de abril de 2019;

2) las prórrogas a la categorización de la firma VICENTÍN en el período mayo a julio de 2019;

3) el intento fallido de nueva categorización del Grupo Vicentín y las negociaciones para el encuadramiento durante los meses de agosto, septiembre y octubre de 2019;

4) el seguimiento y control del BCRA ante la falta de encuadramiento a partir de septiembre de 2019;

5) la puesta en conocimiento de los directivos del BNA;

6) el otorgamiento irregular de créditos a la firma VICENTÍN en el mes de noviembre de 2019;

7) la aprobación del Directorio del BNA de los créditos a la firma VICENTÍN;

8) la falta de ejecución de las garantías y la liberación de los fondos;

y 9) las acciones extemporáneas orientadas a recuperar el dinero.

1) La línea de crédito de la firma Vicentín en el BNA hasta el mes de abril de 2019

A los fines de contextualizar la relación entre el Grupo Vicentín y el BNA, según se pudo determinar a través de la documentación remitida por el banco, la firma VICENTÍN SA es un cliente histórico del Banco de la Nación Argentina, que en función de su actividad principalmente de agroindustrial exportadora, posee una línea de crédito para la celebración de operaciones de comercio exterior ―entre ellas, la prefinanciación de exportaciones―.

En función de la magnitud crediticia asignada, la financiación a la firma VICENTÍN era revisada una vez al año por parte del Honorable Directorio, quien analizaba el monto máximo de préstamo para las operaciones de comercio exterior, el plazo de devolución, la tasa de interés y las garantías que aseguraban el correcto cumplimiento de las obligaciones asumidas, así como también la clasificación de riesgo y la categorización del cliente.

La línea de crédito de prefinanciación de exportaciones con la que contaba fue aprobada por el Directorio del BNA durante los últimos años a través de las resoluciones nº 1846 ―período 11/08/2016 al 30/04/2017―, nº 1579 ―período 06/07/2017 al 30/04/2018―, y nº 1585 ―período 14/06/2018 al 30/04/2019―.

En esta última resolución dictada el 14 de junio de 2018, el Directorio categorizó a la firma VICENTÍN en el rótulo A2 ―con riesgo bajo― y autorizó un máximo prestable de USD 300.000.000, fijando una exposición máxima de $8.333.000.000 como margen de evolución al vencimiento de fecha 30/04/2019.

A su vez, la cúpula de la entidad bancaria resolvió garantizar los créditos otorgados a través de tres tramos de garantías clasificadas como A “sola firma”, B “sola firma + cesión de créditos + hipoteca” y C “sola firma + cesión de créditos”, afectando como garantía al cobro dos cuentas bancarias en las que VICENTÍN recaudaba fondos de su actividad comercial: 1) una cuenta por cesión de derechos de cobro de facturación de mercado interno de empresas y 2) una cuenta por cesión de cobranzas del exterior.

2) Las prórrogas a la categorización de la firma VICENTÍN en el período mayo a julio de 2019.

Así entonces, al vencimiento de la categorización en el mes de abril de 2019, la firma VICENTÍN se encontraba en un exceso respecto del “Límite de exposición crediticia máxima fijada por el Directorio”, en tanto la deuda pesificada ascendía a $13.360.899.018, la cual aunque se encontraba dentro del margen de USD 300.000.000, las modificaciones del tipo cambio, hicieron que superara ampliamente el límite máximo de exposición en pesos de $8.333.000.000 que había fijado el Directorio al momento de disponer su categorización.

Pese a esta situación, el día 24 de abril de 2019 desde la Sucursal Reconquista, donde se encuentran radicadas las cuentas de VICENTÍN, Rodrigo DELETTERES y Fabrizio VALDESOLO solicitaron la aprobación de una prórroga de 90 días de la categorización de la firma, la cual tras el visto bueno de la Gerencia Zonal de Reconquista a cargo de Luís María RESTELLI, fue elevada a la Subgerente Departamental Maricel MOSCHINI del área de Soporte Crediticio de la Subgerencia General de Banca Corporativa que tras acotar la prórroga a 60 días, dio intervención a la Subgerencia General de Riesgo, cuya titular Susana OJEDA, no emitió opinión por ser una cuestión ajena al tratamiento del Directorio.

De esta manera, el 30 de abril de ese año con la aprobación de Soporte Crediticio ―Moschini―, el Subgerente de Banca Corporativa, Martín GONZÁLEZ, otorgó la prórroga solicitada con vencimiento el 30/06/2019, lo cual fue luego aprobado por el Comité de Crédito mediante Acta n° 66/2019 de fecha 08/05/2019 (v. fs. 9vta. y 32vta./35vta Auditoría).

Respecto a este punto, la Auditoría Interna realizada dejó asentado que: “[a]l 30/04/2019 el cliente registraba una deuda por todo concepto (…) de $13.360.899.018, superando en $5.027.899.018 la exposición máxima establecida en la RHD de origen [1585/18], sin que esta situación (en base a la documentación aportada) haya sido analizada previo a la autorización de la prórroga del límite crediticio, ni puesta en conocimiento al momento de elevar la “planilla de práctica” (v. fs. 9 Auditoría).

Nuevamente, pocos días antes que operara el vencimiento de la categorización, el 24 de junio de 2019, el gerente de la sucursal Reconquista, Darío M. GIACOSSA junto a Alexis TORTUL, solicitaron una nueva prórroga para la firma VICENTÍN, la cual tuvo el apoyo del Gerente Zonal, José Luís TESTA y del Gerente Comercial Zonal, Luís María RESTELLI, elevándola a Maricel MOSCHINI del área de Soporte Crediticio de la Subgerencia General de Banca Corporativa quien tras convalidar lo peticionado le dio intervención al Subgerente, Martín GONZÁLEZ, quien de esta forma otorgó una nueva prórroga a la calificación del cliente con vencimiento el 31/07/2019, la cual fue refrendada por el Comité de Crédito Casa Central presidido por el Gerente General, Juan FRAGATI, mediante Acta n° 74/2019 de fecha 17/07/2019 (v. fs. 37vta./39 y 406/11 Auditoría).

Al respecto, la Auditoría Interna expuso que: “[a]l 30/06/2019 el cliente registraba una deuda por todo concepto (…) de $12.931.280.264, superando en $4.598.280.264 la exposición máxima establecida en la RHD de origen [1585/18], sin que esta situación (en base a la documentación aportada) haya sido analizada previo a la autorización de la 2da. prórroga del límite crediticio, ni puesta en conocimiento al momento de elevar la “planilla de práctica (formulario interno utilizado por la Subgerencia General de Banca Corporativa)” (v. fs. 9vta. Auditoría).

De esta manera, se continuó asistiendo crediticiamente a las firmas VICENTÍN y ALGODONERA AVELLANEDA durante el período que va desde el 1° de mayo hasta el 31 de julio de 2019, a través de un mecanismo excepcional de prórrogas que derivó en financiamiento por USD 135.000.000 por medio de 33 créditos, sin que se analizara previamente a su otorgamiento que las empresas se encontraban por fuera de los límites de exposición máxima fijados por el Directorio en la última calificación vigente.

3) El intento fallido de categorización del Grupo Vicentín y las negociaciones para su encuadramiento durante los meses de agosto, septiembre y octubre de 2019

Durante el transcurso de la última prórroga, la Gerencia Zonal Reconquista elevó a la Subgerencia General de Banca Corporativo el 5 de julio una propuesta de nuevos límites crediticios iniciando el procedimiento para una nueva categorización del Directorio, que como se verá finalmente nunca se cumplimentó.

Así, el 2 de agosto de 2019, la Subgerencia General de Banca Corporativa, a cargo de Martín GONZÁLEZ, le envió al Área de Riesgo de Casa Central una propuesta de categorización de las firmas VICENTÍN y ALGODONERA AVELLANEDA con vencimiento al 30/04/2020 por la suma de $13.785.058.000, de los cuales USD 300.000.000 serían asignados a la financiación de exportaciones (v. antecedentes de la resolución 96/230120/RPC obrante a fs. 847/9 Auditoría).

Sin embargo, con fecha 9 de agosto de 2019, la Subgerencia de Riesgo Crediticio advirtió que “(…) el endeudamiento del grupo de contrapartes conectadas [Grupo Vicentin] excede el límite del 15% establecido en “Grandes Exposiciones al Riesgo Crediticio (t.o. BCRA) que asciende a $12.420.803,00.

En consecuencia se retornan los antecedentes a efectos que esa instancia [Gerencia Zonal Reconquista] reconsidere la propuesta remitida de manera tal de dar cumplimiento a lo instruido por el Ente Rector” (v. fs. 48vta. Auditoría – el resaltado me pertenece).

A partir de ello, y teniendo en cuenta que en esta situación no era posible volver a asistencia crediticia al GRUPO VICENTÍN, durante los meses de septiembre y octubre de 2019, la Subgerencia General de Banca Corporativa solicitó a las empresas la contratación de un seguro de crédito a la exportación a emitir por la empresa COFACE, a los fines de subsanar la situación planteada mediante una garantía preferida “A” ―lo que le permitiría al BNA extender el límite hasta el 25% de su RPC―.

Para ello, los funcionarios del banco durante los meses de agosto a noviembre mantuvieron distintas reuniones con los responsables de la compañía y la aseguradora, pero que, como se verá en el punto D.9, jamás fue instrumentado, por lo que VICENTÍN desde agosto de 2019 y hasta su cesación de pagos nunca estuvo encuadrada dentro de la normativa GERC del BCRA (v. antecedentes de la resolución 96/230120/RPC obrante a fs. 847/9 Auditoría).

En efecto, según se desprende de los registros de visitas de Casa Central del Banco Nación, se desprende que —al menos— los días 20 de agosto, 29 de octubre y 4 de noviembre pasados, directivos de la firma VICENTIN SAIC se reunieron con funcionarios de la referida entidad financiera —Ojeda, González y Testa—, según el siguiente detalle:

Ello, sin perjuicio que según fuera informado por GONZÁLEZ al momento de contestar el Memorando n° 17 hizo saber al BCRA que con fecha 29 de noviembre los empresarios de VICENTÍN se reunieron con GONZÁLEZ FRAGA, FRAGATI, OJEDA, el propio GONZÁLEZ y otros directores que no identificó (v. fs. 124 Auditoría).

Paralelamente, además de la falta de adecuación a la normativa GERC, la Subgerencia General de Auditoría General también observó que la compañía VICENTÍN a partir del mes de agosto de 2019 registró vencimientos de deuda impagos, sin que el banco ejecutara las garantías que tenía sobre dos cuentas bancarias de la empresa a efectos de cancelar la denuncia vencida en tiempo y forma (v. punto 9 del Informe de Auditoría obrante a fs. 828).

En tal sentido, los auditores sostuvieron que “(…) al 31/10/2019 el cliente registraba 27 operaciones vencidas, la más antigua de ellas con 84 días de atraso, manteniendo situación de deudores Normal (correspondía 2A “en seguimiento”). Dicha situación fue expuesta en el informe del Auditor Externo al 30/09/2019, oportunidad en que el cliente registraba 18 operaciones vencidas y 53 días de atraso” (v. fs. 828 Auditoría).

Lo expuesto hasta aquí evidencia que a partir del mes de agosto de 2019, se registraba un exceso de endeudamiento por fuera de los límites máximos de exposición al riesgo, y que, en simultáneo, comenzaban a verificarse los primeros incumplimientos a la atención de las obligaciones asumidas, lo que lejos de activar los procedimientos reglados para la gestión de cobranzas y el encuadre en la normativa GERC, derivaría en el otorgamiento de nuevos préstamos en favor del grupo económico.

4) El seguimiento y control del BCRA ante la falta de encuadramiento a partir de septiembre de 2019

Como se expuso, VICENTÍN quedó desencuadrada de la normativa GERC del BCRA en el mes de agosto de 2019, cuando producto de la devaluación del peso y la disminución del capital del BNA, se modificaron las relaciones técnicas y el endeudamiento que la firma mantenía con la entidad bancaria superó ampliamente el 15% de su RPC.

A partir de ese momento existió una tarea de seguimiento y control por parte del BCRA, en su carácter de ente regulador de los bancos del país, respecto del incumplimiento por parte de las autoridades del BNA de las relaciones técnicas que deben existir entre el banco y lo que se asiste crediticiamente a un cliente, en otras palabras, los límites a la cantidad de dinero que el banco le puede prestar a una única contraparte.

Es que, precisamente, la norma tiene por finalidad limitar la pérdida máxima que el banco podría experimentar en caso de un incumplimiento inesperado por parte de un cliente, y por eso no puede prestarle más del 15% de su Capital Nivel 1 a una única contraparte, la única excepción a ello es que se incorporen garantías definidas como preferidas A o B que permiten extender el riesgo hasta el 25% del capital del banco (v. fs. 50 Auditoría).

Como se verá, en la práctica el trabajo de control y seguimiento por parte de las autoridades del BCRA se efectuó a través de Memorandos que le envió a los funcionarios del BNA a partir del mes de septiembre de 2019 ―al tomar conocimiento del incumplimiento de las relaciones técnicas ocurrido en agosto― y que se extendieron hasta el mes de diciembre de 2019, en los que les consulta por los incumplimientos de la normativa GERC, le recomienda acciones a seguir, los intima a cumplir con la norma y a dar las explicaciones del caso.

Así, en septiembre de 2019, el BCRA le requirió al BNA a través del Memorando n° 7 mayores precisiones respecto a los posibles incumplimientos a la normativa GERC, oportunidad en la que las autoridades del BNA informaron que se verificaba el incumplimiento de la firma VICENTÍN, que se encontraba excedida para ese entonces en $4.424.587.473,21 y que la empresa para ese entonces ya registraba 13 operaciones impagas por $3.037.052.013,50 (v. documentación aportada el 30/06/20 por el BNA).

Tanto el exceso de endeudamiento de la firma VICENTÍN como el aumento de la deuda impaga no solamente fue detectado y advertido por el BCRA en el mes de septiembre de 2019 sino que también fue replicado, como se verá a continuación, durante los meses de noviembre y diciembre, sin que tal circunstancia impidiera que durante el mes de noviembre se volviera a financiar a la compañía, decisión que corrió bajo la órbita gerencial y directiva del banco.

5) La puesta en conocimiento de los directivos del BNA

La situación financiera del Grupo Vicentín que se evidenciaba al mes de noviembre de 2019 no era ajena al conocimiento de los directivos que integraban la cúpula del Banco de la Nación Argentina, incluso las propias autoridades ―presidente, directores, gerente general y subgerentes― habrían participado de las tratativas y negociaciones con los empresarios a los fines de encuadrar a la compañía en los parámetros de la normativa GERC (v. rta. memorando 20 del BCRA y descargo de M. González en el sumario administrativo).

En primer lugar, cabe señalar que el Memorando n° 7 del BCRA fue puesto en conocimiento y tratado el día 16 de octubre de 2019 ante el Comité de Auditoría, en el que participaron los directores Carlos Alberto CASTELLANI, Miguel Ángel ARCE y Marcelo POSE, el Síndico Alejandro Fabián DÍAZ, el Auditor Carlos SCADUTO, y la Subgerente de Riesgo Crediticio y Política de Crédito, Susana OJEDA.

Según surge del acápite C del acta n° 783 del Comité de Auditoría, tras la presentación a conocimiento de la tarea de auditoría motivada en el memorando del BCRA, la Sugerente Susana OJEDA tomó la palabra e informó al Comité que “(…) ya se están desarrollando controles para evitar que se repitan los apartamientos identificados y revisando los circuitos vigentes con el fin de mitigar los riesgos a los que se expone la entidad”, de lo cual el Comité de auditoría tomó conocimiento y requirió que “(…) se adopten las medidas correctivas necesarias para dar solución a los apartamientos mencionados, evitando su repetición en futuras presentaciones” (v. fs. 1291/5 de los antecedentes del acta n° 15264 de HD de fecha 7 de octubre de 2019).

Sobre el punto, vale decir que, dos semanas después, en la reunión de fecha 30 de octubre de 2019, con la presencia de la directora Ercilia NOFAL, se aprobó el acta n° 783 y se dispuso la elevación a conocimiento del Directorio en pleno, de lo cual se dejó constancia en el acápite A del acta n° 784 del Comité de Auditoría (v. fs. 1999/2006 de los antecedentes del acta n° 15265 del HD de fecha 21 de noviembre de 2019).

Por otra parte, según surge del memorándum interno elaborado el 4 de noviembre de 2019 por los Subgerentes GONZÁLEZ y OJEDA y que el Gerente General FRAGATI pasó al Presidente del BNA, Javier GONZÁLEZ FRAGA, los funcionarios de línea informaron acerca del avance de las negociaciones que mantenían con los empresarios a los fines de cumplir con la normativa del Ente Regulador así como también de la existencia de deuda vencida e impaga por parte de uno de los principales clientes de la institución.

En esa oportunidad, los funcionarios de línea le hicieron saber al presidente de la entidad la situación en cuanto a las deudas vencidas de la firma VICENTÍN con el BNA y explicaron que aquella “mantiene un endeudamiento por MU$S 300.000.- en concepto de Prefinanciación de Exportaciones, registrando obligaciones vencidas por MU$S 137.000.- (primer vencimiento impago 08/08/2019)”, Además, en relación a la normativa del Banco Central de la República Argentina “Grandes Exposiciones al Riesgo de Crédito”, expusieron que la misma establece límites a la capacidad crediticia “…con el objetivo de limitar la pérdida máxima que las entidades financieras podrían experimentar en caso de un incumplimiento inesperado por parte de una Contraparte o un Grupo de Contrapartes Conectadas. Estableciendo como capacidad máxima prestable hasta un 15% de su Capital Nivel 1. Del mismo modo, el BCRA permite extender la exposición al riesgo al 25% del Capital Nivel 1, en caso de que se incorporen garantías definidas como preferidas A o B. Cabe informar que a Agosto de 2019 el Capital Nivel 1 del Banco Nación se determinó en M$ 89.383.290” (v. fs. 50 Auditoría).

Sobre el punto, los gerentes dejaron asentados el exceso del Grupo Vicentín respecto a la normativa GERC del BCRA al referir que “[a]ctualmente el Grupo Vicentín, registra deuda por un total de M$ 18.458.540.-, superando el 15% del Capital Nivel 1 en M$ 4.627.597”.

Por último, los tres gerentes del BNA pusieron en conocimiento el estado de las tratativas con los responsables de la firma y del entendimiento al que habían arribado, sobre lo que expusieron que “[e]n reunión mantenida en el día de la fecha y en ocasiones anteriores con representantes de la Empresa, a efectos de encuadrar la deuda en normativa vigente, se consensuaron las siguientes posibilidades: [Punto a] Garantía adicional: «Caución de Póliza de Seguro de Crédito a la Exportación» por parte de la aseguradora COMPAGNE FRANÇAISE D’ASSURANCE POUR LE COMMERCE EXTERIEUR (COFACE) Sucursal Argentina, con reaseguro en COFACE Francia, MU$S 100.000.- (Documentación parcialmente aportada, en análisis para que dicha garantía pueda ser considerada Garantía Preferida “A” y extender el límite a aplicar al 25% del Capital Nivel 1). [Punto b] Compromiso de cancelar MU$S 5.000.- por mes durante un año para registrar deuda máxima de MU$S 240.000. [Punto c] Cancelación y retoma de las operaciones vencidas hasta su regularización. [Punto d] MU$S 10.000.- de la deuda vigente pasar a PESOS mediante “Reg. N° 43A-Créditos a Empresas para Capital de Trabajo e Inversiones”. [Punto e] Modificar su financiamiento con fondeo externo (entre 30 y 40 millones de dólares). Estas operaciones requerirán la posterior aprobación por parte del Honorable Directorio” (v. fs. 50vta. Auditoría).

Así entonces, el día 7 de noviembre de 2019 ―esto es, un día antes de que se iniciara la primera operación de cancelación y retoma por más de 30 millones de dólares―, con la presencia del presidente Javier GONZÁLEZ FRAGA, y de los directores Lucas LLACH, Agustín PESCE, Miguel Ángel ARCE, Carlos CASTELLANI, Guillermo GOLDBERG, Jorge LAWSON, Javier OKSENIUK y Marcelo POSE ―Ercilia Nofal estuvo ausente―, así como también con la participación del Síndico Alejandro DÍAZ, y del Gerente General FRAGATI, se ratificó lo actuado hasta allí a través de la Resolución n° 1908 (v. fs. 1641 y 1666).

Sin embargo, tal como se expondrá en los siguientes acápites, ninguno de los puntos del preacuerdo que implicaban desembolsos de dinero por parte de la firma VICENTÍN a los fines de readecuarse a la normativa del BCRA fueron finalmente cumplidos ―puntos a y b―, y por el contrario, al menos dos de los tres puntos que importaban que el BNA siga financiando a la empresa ―puntos c y e― que ya se encontraba excedida en la normativa de riesgo crediticio del BCRA y que contaba con deuda vencida desde el 8 de agosto de 2019, fueron implementados en forma inmediata por los funcionarios de línea del banco y luego aprobados por la instancia del Directorio.

6) El otorgamiento irregular de créditos a la firma Vicentín en el mes de noviembre de 2019

En este contexto, al día siguiente del memorándum elevado al Presidente del BNA, el 5 de noviembre de 2019, el Subgerente General de Banca Corporativa, Martín GONZÁLEZ junto al Subgerente Departamental a cargo de Comercio Exterior, Rodrigo L. GARCÍA, en sintonía con lo dispuesto en el punto e del preacuerdo, le solicitaron a la Subgerencia General de Finanzas habilitar una partida de USD 30.000.000 de fondeo externo para operaciones de prefinanciación de exportaciones ―sin indicar el cliente que sería destinatario de los fondos― y para ello, afirmaron que “[l]a partida será utilizada para fondear una o varias operaciones que soliciten clientes con calificación vigente y cuyo destino será la prefinanciación de sus exportaciones a sus clientes del exterior”, aunque como se expuso, VICENTÍN para ese entonces hacía ya más de tres meses que no contaba con calificación vigente (v. fs. 76 Auditoría – el resaltado me pertenece).

Así entonces, ese mismo día con una nota escrita de puño y letra por el Subgerente General de Finanzas, Héctor RANDAZZO, se dio conformidad para habilitar una partida de U$S30.000.000 con fondos del exterior, los cuales como se verá fueron utilizados por los funcionarios del BNA para cumplimentar el punto e y parte del punto c del preacuerdo con VICENTÍN, esto es el otorgamiento de nuevos créditos con fondos del exterior para refinanciar ―mediante el sistema de cancelación de un crédito vencido y retoma de un nuevo empréstito― la deuda vencida y exigible (v. fs. 76 Auditoría).

En efecto, tres días después, el viernes 8 de noviembre de 2019 a las 12:48 PM, el Gerente de la Sucursal Reconquista, Darío GIACOSSA, junto con el oficial de negocios de dicha sucursal, Alexis TORTUL, en virtud de la solicitud de Herman VICENTÍN y Martín COLOMBO, elevaron “con opinión favorable” a la Gerencia Zonal una solicitud para acordar la cancelación y retoma de 8 operaciones de refinanciación de exportaciones de la firma VICENTÍN por un monto de U$S30.100.000 (Archivo “Prefi 2019” aportado por BNA).

Para justificar este actuar, los referidos funcionarios sostuvieron que “[l]a última operación acordada de Comex es la N°743 de fecha 26/07/2019. Con fecha 03/07/2019 fue elevada a Casa Central por parte de la Gerencia Zonal de Reconquista la correspondiente Carta 7 para nueva calificación de la firma. Desde dicha fecha se encuentra en análisis por vuestra instancia” (v. fs. 55 Auditoría).

Sin embargo, como se ha expuesto el exceso de la firma VICENTÍN para ese entonces era conocido por todas las instancias del BNA en tanto, desde el 9 de agosto del 2019, el Área de Riesgo Crediticio había rechazado la propuesta de categorización de VICENTÍN por encontrarse excedido en el límite de 15% establecido en la normativa GERC del BCRA recomendando a la Gerencia Zonal Reconquista reconsiderar la propuesta y elevar una nueva que cumpliera con las disposiciones del Ente Rector y, tan solo cuatro días antes el 4 de noviembre, los funcionarios GONZÁLEZ, OJEDA y FRAGATI, habían informado al Presidente del Banco que la empresa se encontraba por fuera de dicha normativa (v. fs. 54vta. Auditoría).

Pese a esa circunstancia, en menos de 20 minutos, el Gerente Zonal de Reconquista, José Luis TESTA, el 8 de noviembre a las 13:04 PM, elevó a la Subgerencia General de Banca Corporativa “en forma favorable [la] solicitud de autorización y a la espera […] respecto del fondeo a tomar”, y en una hora y media a las 14:33 PM los Subgerentes MOSCHINI y GONZÁLEZ sostuvieron que “como caso de verdadera excepción […] se convalida CANCELACIÓN Y RETOMA de operaciones de refinanciación de exportaciones por un monto de USD 30.100.000” con el fondeo externo que días antes había solicitado el último de los nombrados (v. fs. 54/vta. Auditoría).

Esta metodología continuó instrumentándose en sintonía con lo dispuesto en el punto c del preacuerdo entre los funcionarios del BNA y VICENTÍN los días 11, 12, 13, 14, 15, 19, 20, 21, 22 y 26 de noviembre, siempre bajo el alegado “caso de verdadera excepción” y con un trámite express que demoraba poco más de una hora, se otorgaron ahora con “fondeo local” ―es decir con dinero del banco en el país― nuevos préstamos a favor de la firma VICENTÍN por la suma de USD 75.400.000. Veamos en particular el trámite de cada uno de estos préstamos.

Al día hábil siguiente, el lunes 11 de noviembre, nuevamente los mismos funcionarios ―Giacossa, Tortul, Testa, Moschini y González― a solicitud de los empresarios Herman VICENTÍN y Máximo Javier PADOÁN, instrumentaron en menos de una hora ―entre las 12:05 y las 12:52― la cancelación y retoma por parte de VICENTÍN de un préstamo por la suma de USD 1.000.000 (v. fs. 56/7 Auditoría y Archivo “Prefi 2019” aportado por BNA).

Un día después, el 12 de noviembre, los funcionarios del BNA ―Giacossa, Tortul, Testa, Restelli, Moschini y González― otorgaron a través de un trámite que duró poco más de una hora ―entre las 11:32 y las 12:44― dos préstamos por un total de USD 8.500.000 a favor de la firma VICENTÍN, los que fueron solicitados por Martín COLOMBO y Herman VICENTÍN (v. fs. 58/9 Auditoría).

Así, los días 13, 14 y 15 de noviembre, los funcionarios del BNA ―Bled, Tortul, Testa, Moschini y González― en menos de veinte minutos los dos primeros ―entre las 10:44 y las 11:02 el primero y entre las 12:06 y las 12:25 el segundo― y en poco menos de una hora el tercer día ―entre las 11:47 y las 12:45― autorizaron seis créditos —dos cada día— a favor de la firma VICENTÍN por un total de USD 8.000.000, USD 7.000.000 y USD 7.000.000 en cada uno de los referidos días, los cuales fueron solicitados por

Martín COLOMBO y Osvaldo BOSCHI —los días 13 y 14— y por Herman VICENTÍN y Osvaldo BOSCHI —el día 15/11— (v. fs. 60/3 Auditoría).

Al día hábil siguiente, puesto que el 18 de noviembre fue feriado nacional, esto es el 19 de noviembre, los funcionarios del BNA ―Bled, Tortul, Restelli, Moschini y González― siguiendo con el mecanismo descripto y a pedido de los empresarios Herman VICENTÍN y Martín COLOMBO, instrumentaron el otorgamiento de dos nuevos empréstitos a favor de la empresa VICENTÍN por un total de USD 7.400.000 (v. fs. 66/7 Auditoría).

Los días siguientes 20, 21 y 22 de noviembre, los funcionarios del BNA ―Giacossa, Tortul, Restelli, Moschini y González― con un trámite que en ninguno de los tres casos demoró más de una hora ―entre las 11:46 y las 12:12, entre las 11:24 y 12:13, y entre las 11:38 y 12:16― le otorgaron a la firma VICENTÍN un total de ocho créditos por un monto de USD 8.000.000 —solicitados por Martín COLOMBO y Herman VICENTÍN—, USD 15.000.000 —a pedido de Martín COLOMBO, Herman VICENTÍN y Osvaldo BOSCHI— y USD 7.500.000 — Martín COLOMBO y Herman VICENTÍN— (v. fs. 68/73 Auditoría).

Por último, el 26 de noviembre de 2019, los funcionarios del BNA ―Bled, Tortul, Testa, Moschini y González― en menos de una hora ―entre las 10:38 y las 11:17― y a pedido de los empresarios Herman VICENTÍN y Máximo J. PADOÁN, le concedieron a la firma VICENTÍN un nuevo crédito por la suma de USD 6.000.000 (v. fs. 74/5 Auditoría).

Leer también  El Juez Lorenzini intimó a Vicentín a presentar el Balance 2019, en cinco días

En este contexto, es necesario resaltar que, mientras los funcionarios del BNA se encontraban otorgando nuevos préstamos a la firma VICENTÍN, el BCRA mediante el Memorándum n° 14 de fecha 14 de noviembre de 2019, le reclamó al BNA que “en el caso del incumplimiento a los límites de Grandes Exposiciones al Riesgo Crediticio determinado respecto al deudor VICENTÍN SAIC no se visualizaron actas/resoluciones que acrediten la toma de conocimiento por parte del Directorio y/o de las instancias con facultades crediticias responsables así como tampoco de las acciones a adoptar para alcanzar el encuadramiento” (v. fs. 113/4 Auditoría).

Asimismo, el BCRA le realizó observaciones respecto de la calificación crediticia de VICENTÍN elevada por el gerente zonal en julio de 2019 e intimó a adecuar los procedimientos y a adoptar a la brevedad las medidas necesarias, ya que estas falencias afectan significativamente las relaciones técnicas cuyos límites se miden según la RPC del banco.

Frente a estas observaciones, el 26 de noviembre ―mismo día que se otorgó el último crédito a VICENTÍN―, los Subgerentes de Banca Corporativa y Riesgo Crediticio, Martín GONZÁLEZ y Susana OJEDA, formularon el correspondiente descargo al BCRA, en el que le hicieron saber al ente regulador saber sobre el plan de encuadramiento de la referida firma ―que luego jamás se implementó―, sobre la responsabilidad de la Unidad Central de Riesgo, perteneciente a la Subgerencia General de Riesgo como la encargada de advertir los excesos en los límites en forma centralizada y del Área de Banca Corporativa como la encargada de que una vez detectado el exceso se reencuadre al cliente dentro de la normativa y otras gestiones internas de capacitación sobre el asunto.

Sin embargo, ninguno de los subgerentes le hizo saber a la autoridad de aplicación que en esa misma fecha ya se habían otorgado los 27 préstamos a favor de la firma VICENTÍN por una suma de USD 105.500.000, y para ese entonces, como se verá en el punto siguiente, el Directorio pese a estar al tanto del exceso de la empresa en la normativa

GERC, de la falta de calificación crediticia de la misma y de la deuda vencida que mantenía con la firma, había aprobado más de la mitad de los mismos.

De esta forma, entre los días 8 y 26 de noviembre de 2019, contando con la calificación vencida desde el 31 de julio de ese año y encontrándose ampliamente excedida la firma VICENTÍN en las normas que establece el BCRA que precisamente previenen la vulnerabilidad de las entidades bancarias frente a un incumplimiento inesperado por parte de un cliente, los referidos funcionarios del BNA otorgaron préstamos a favor de dicha empresa por un total de USD 105.500.000.

Y en este punto, aunque en cada una de estas excepciones los Subgerentes de Banca Comercial le indicaron a la Gerencia Zonal que debían asegurarse que el cliente “no tuviera deuda vencida”, lo cierto es que aquellos ya conocían que VICENTÍN tenía deuda exigible con el BNA desde el 8 de agosto de 2019, en tanto ello se desprende de la respuesta de fecha 7 de octubre al Memorando n° 7 del BCRA ―suscripto entre otros por Martín GONZÁLEZ― y del Memo interno de fecha 4 de noviembre de 2019 dirigido al Presidente del BNA ―firmado por Ojeda, González y Fragati―.

7) La aprobación del Directorio del BNA de los créditos a la firma VICENTÍN

La decisión de financiar ilegítimamente a la firma VICENTÍN fue tomada por los funcionarios de línea del BNA conjuntamente con los propios directores de la banca pública, por cuanto tenían pleno conocimiento del apartamiento a la normativa GERC y de las alertas del BCRA por el excesivo endeudamiento, sabían que el Grupo Vicentín registraba deudas millonarias con la entidad bancaria, y conocían que la firma no contaba con calificación crediticia vigente desde el 30 de abril de 2019.

Sin embargo, en dos reuniones de directorio celebradas los días 21 de noviembre y 5 de diciembre de 2019, el presidente de la entidad Javier GONZÁLEZ FRAGA, y los directores Lucas LLACH, Agustín PESCE, Miguel Ángel ARCE, Carlos CASTELLANI, Guillermo GOLDBERG, Jorge Alberto LAWSON, Javier OKSENIUK, Marcelo POSE y Ercilia NOFAL ―ausente en la primera reunión―, en presencia del síndico Alejandro DÍAZ y del Gerente General FRAGATI, trataron y aprobaron a posteriori lo actuado por sus dependientes.

Para poder comprender este punto, es necesario señalar que el Directorio del BNA funciona en dos niveles, primero en “comisiones” ―existiendo un total de 6 comisiones― divididas según las diferentes temáticas que hacen al funcionamiento del banco, y luego la reunión de Directorio donde se tratan los temas que previamente son abordados en comisión.

A partir del mes de noviembre de 2019 la Secretaría del Directorio modificó la frecuencia con la que se reunían tanto las comisiones como el pleno, fijó reuniones quincenales y dispuso un cronograma por el cual la Comisión n° 2, que se encarga de las cuestiones de “Banca Corporativa” y “Riesgo y Política de Crédito” que hacen a la temática aquí abordada, se reuniera únicamente los días 5 y 19 de noviembre, mientras que el Directorio lo hiciera los días 7 y 21 de ese mes, agendando para el día 5 de diciembre la última reunión de Directorio de esa gestión (v. fs. 195vta./198 Auditoría).

Como vimos, los créditos otorgados a la firma VICENTÍN comenzaron el día 8 de noviembre y se extendieron hasta el día 26 de ese mes, esto implicó que fueran tratados por la máxima autoridad del BNA en dos tandas,

la primera incluyó los créditos otorgados entre los días 8 y 15 de noviembre ―por un total de USD 61.600.000― y la segunda abordó los préstamos brindados entre los días 16 y 26 de noviembre ―que totalizan USD 43.900.000―.

7.a) Aprobación de los créditos otorgados durante la primera quincena de noviembre

En efecto, tal como se desprende del Acta n° 15.265, el 21 de noviembre de 2019 se reunió el Directorio bajo la presidencia de su titular Javier GONZÁLEZ FRAGA y con la presencia del Vicepresidente Lucas LLACH, del Vicepresidente Segundo Agustín PESCE y de los Directores Miguel Ángel ARCE, Carlos Alberto CASTELLANI, Guillermo GOLDBERG, Jorge Alberto LAWSON, Javier OKSENIUK y Marcelo Javier POSE, del Síndico Alejandro Fabián DÍAZ y del Gerente General Juan José FRAGATI dispusieron “[a]probar las operaciones cursadas al cliente Vicentín S.A. y Algodonera del Valle S.A. para la cancelación y retoma de operaciones de prefinanciación de exportaciones, durante el período comprendido entre el 01 y el 15 de noviembre del corriente año”, lo cual fue finalmente transcripto en la RHD n° 1994/19/COR (v. fs. 51 y 429/30 Auditoría).

En esa oportunidad, el Directorio del BNA no solo aprobó los créditos otorgados hasta el 15 de noviembre de 2019, sino que además mantuvo la calificación de la firma VICENTÍN como Situación 1: Normal, es decir, la categoría más baja de riesgo.

Para ello, primero el 20 de noviembre, la Comisión n° 2 de Riesgo y Política de Crédito ―presidida por el director Miguel A. Arce e integrada por los directores Carlos Castellani, Marcelo Pose, el asesor Eduardo Trucco y los funcionarios Susana Ojeda, Martín Méndez, Pablo Dichiaro, Sergio Díaz y Sandro Sartori― instruyeron aprobar a consideración del Directorio la Clasificación en Situación 1: Normal para el período Julio-Septiembre de 2019.

Asimismo, se dejó asentado en el acta que “al momento de exponer la propuesta de Clasificación en Situación 1 Normal a la Entidad Vicentín / Algodonera Avellaneda, se puso en conocimiento de la H. Comisión la existencia de Memorando 14 del BCRA, el cual incluye a la rubrada, atento a que la misma se encuentra excedida en el Régimen de Grandes Expositores, informando que se encuentra la Subgerencia General de Banca Corporativa llevando adelante gestiones tendientes a la regularización del mismo” (v. fs. 421/8 Auditoría).

Y luego, al día siguiente en la reunión de Directorio que quedó asentada en el Acta n° 15.265 (RHD 2111/19/RPC) se dispuso respecto de las firmas VICENTÍN y ALGODONERA AVELLANEDA “Mantener la clasificación en Situación 1: Normal y las previsiones por riesgo de incobrabilidad que para dicha categoría establece el Manual de Clasificación y Previsión de Deudores (BCRA) y de Categorización de Riesgo (BNA) […]. Vigencia […] Período Julio – Septiembre 2019” (v. fs. 844vta. Auditoría y
documentación aportada el 30/06/20 por BNA).

Así las cosas, el 21 de noviembre de 2019, los Directores del BNA no solo aprobaron a posteriori cuando la normativa requería que la aprobación fuera previa 17 operaciones de crédito a favor de la firma VICENTÍN, que para ese entonces contaba con la categorización vencida desde el 31 de julio de ese año y se encontraba excedida en la normativa GERC del BCRA, sino que además, resolvieron mantener a la firma en la calificación 1 – normal, cuando para ese entonces la firma ya tenía deuda impaga por más de 90 días.

Al respecto, la Auditoría concluyó que la clasificación del deudor correspondiente al 3er trimestre elevada para la aprobación del directorio resultó extemporánea y que “(…) se le asignó situación 1 “normal”, siendo que en esa fecha el cliente presentaba más de 90 días de atraso, correspondiendo se le asigne situación 3 “con problemas”, en base al numeral 6.5.3.2 del T.O citado anteriormente (clasificación de deudores)” (v. fs. 828 Auditoría).

Además, como se expuso, el Presidente del Directorio, Javier GONZÁLEZ FRAGA, había sido puesto en conocimiento el 4 de noviembre del preacuerdo al que habían llegado los Subgerentes OJEDA y GONZÁLEZ para lograr la adecuación de la firma VICENTÍN, sin embargo, las acciones que aprobaron únicamente daban cuenta de que el BNA estaba ejecutando su parte del acuerdo ―puntos c y e― pero que por el contrario el grupo empresario no había dado cumplimiento a ninguno de los puntos que implicaban un beneficio para la situación patrimonial del banco ―puntos a y b―.

7.b) Tratamiento de los créditos otorgados durante la segunda quincena de noviembre

Como se expuso, los créditos otorgados durante el mes de noviembre por parte de los funcionarios gerenciales del BNA a favor de la firma VICENTÍN tuvieron lugar entre los días 8 y 26 de ese mes, razón por la cual una segunda tanda de créditos, aquellos otorgados en la segunda quincena de ese mes, fueron tratados en la última reunión de directorio de la anterior gestión del banco.

Cabe señalar que el mismo día en que la reunión tuvo lugar, el 5 de diciembre de 2019, ya era de público conocimiento que el Grupo VICENTÍN se encontraba en una situación de estrés financiero toda vez que la propia firma lo había comunicado y se encontraba publicada en diversos medios periodísticos del país.

En efecto, según surge del Acta n° 15.266, el 5 de diciembre de 2019 se reunió el Directorio del BNA bajo la presidencia de Javier GONZÁLEZ FRAGA, y con la presencia del Vicepresidente Lucas LLACH, del Vicepresidente Segundo Agustín PESCE y de los Directores Miguel Ángel ARCE, Carlos Alberto CASTELLANI, Guillermo GOLDBERG, Jorge Alberto LAWSON, Ercilia NOFAL, Javier OKSENIUK y Marcelo Javier POSE, del Síndico Alejandro Fabián DÍAZ y del Gerente General Juan José FRAGATI, dejaron asentado que “el señor Presidente informó que tomó conocimiento en que el día anterior el Grupo Vicentín S.A.I.C. habría incumplido con pagos vinculados a su operatoria corriente” y convocó a la reunión al Subgerente de Banca Corporativa, Martín GONZÁLEZ, quien señaló que: “…

  • Es un cliente histórico, que concentra la mayor asistencia crediticia que hoy otorga la Entidad, sin incumplimientos a la fecha.
  • La asistencia coincide con el valor aproximado de dos meses de ventas, con la empresa exhibiendo un crecimiento sostenido de niveles de actividad.
  • En el mes de agosto se advirtió que el cliente se encontraba excedido respecto de la normativa “Grandes Exposiciones a Riesgos de Crédito”.
  • En función de ello se solicitó al cliente su encuadramiento en los límites referidos.
  • Se evaluaron alternativas de seguros de crédito y/o garantías reales adicionales.
  • No obstante ello, cabe consignar que el informe de riesgo zonal avalaba un tope de dólares estadounidenses trescientos cincuenta millones con categorización A2.
  • Por el monto, se pidió informe al área de Riesgo de Casa Central, que indicó que debía ajustarse al límite señalado precedentemente.
  • En función de lo expuesto en los puntos precedentes, se autorizaron operaciones de prefinanciación de exportaciones durante el mes de noviembre, mientras se continuaban las negociaciones tendientes a lograr el encuadramiento señalado.
  • En ese entendimiento, el cliente formuló distintas propuestas, las que fueron rechazadas por insuficientes.
  • Con fecha de ayer, se recibió una nueva propuesta, que se ajusta a las necesidades del Banco para efectuar el encuadramiento del cliente.” (v. fs. 40/1 Auditoría – el destacado me pertenece).

En función de las explicaciones brindadas y sin perjuicio que como vimos los incumplimientos de VICENTÍN venían desde agosto, lo cual era conocido tanto por GONZÁLEZ como por las autoridades del banco que se habían reunido días antes con los responsables del Grupo Vicentín, los Directores del BNA le instruyeron al Gerente General, FRAGATI, que acepte la propuesta ―presentada en la Gerencia Zonal con fecha 4 de diciembre de 2019 por Roberto Oscar Vicentín y Martín Sebastián Colombo―, consistente en una garantía a través de COFACE, el pago en cuotas de la deuda durante los meses de enero y febrero de 2020 ―4 cuotas semanales de USD 3 millones― y en marzo ―4 cuotas semanales de USD 17 millones― y una garantía hipotecaria sobre la planta Ricardone (v. Caja 1 – Archivo 41 documentación BNA y fs. 909vta./910vta. Auditoría).

Así, al día siguiente, el día 6 de diciembre, el Gerente General transmitió ―a través del Gerente Zonal de Reconquista, José Luis TESTA― a los responsables de la firma VICENTÍN S.A. la aceptación de la oferta y del plazo de 72 horas para constituir las garantías, de lo cual se notificó personalmente Sergio NARDELLI, pero que como veremos jamás se implementó (v. fs. 831vta. Auditoría).

Paralelamente, ese mismo 6 de diciembre, el BCRA libró el Memorando n° 17 en el que volvió a insistir respecto a la remisión de la documentación que acredite la intervención del Directorio y sostuvo que “atento a que el 31.10.19 ya transcurrieron tres meses de incumplimientos reiterados a los límites de Grandes Exposiciones al Riesgo Crediticio, resultando aplicable a partir de noviembre/19 el punto 2.2.3. del T.O. de Incumplimientos de Capitales Mínimos y Relaciones Técnicas, se solicita informar las acciones a implementar al respecto, teniendo en cuenta también la información de público conocimiento sobre la situación de la empresa a la fecha” (v. fs. 122 Auditoría).

Ese mismo día, la Subgerente General de Riesgo y Política de Crédito, Susana OJEDA, remitió al Subgerente General de Banca Corporativa un memorándum en el que le permitió dar una aparente justificación al accionar irregular del BNA ante el Ente Regulador. Para ello, OJEDA, tras reseñar el endeudamiento que poseía la empresa con el BNA y las ventas que registraba la empresa, sostuvo que “(…) de haberse considerado meramente los aspectos numéricos reseñados precedentemente ―tal como lo hiciera Riesgo Crediticio de la Gerencia Zonal Reconquista― más allá del elevado endeudamiento, no se hubiese avizorado en dicha oportunidad, nada que hiciera prever la situación actual que tomó estado público con fecha 05/12/2019 en distintos medios periodísticos” (v. fs. 911 Auditoría).

El descargo frente a este memo estuvo a cargo del Subgerente General de Banca Corporativa, Martín GONZÁLEZ, quien el 13 de diciembre de 2019 y ya bajo la nueva gestión del BNA, puso en conocimiento del Ente Rector la situación completa en relación a la firma VICENTÍN, en tal sentido hizo saber que desde el 8 de agosto comenzaron a registrarse deudas por operaciones de prefinanciaciones de exportaciones y que se autorizaron nuevos préstamos durante el mes de noviembre, así como también basándose en el informe de OJEDA, aseguró que “no se avisoraban inconvenientes en el riesgo asumido por la compañía”.

Asimismo, en relación a las negociaciones con la empresa hizo saber que el día 29 de noviembre “mediante reunión mantenida con la empresa y los Sres. Presidente, Directores y Gerente General del B.N.A., Subgerentes Generales de Banca Corporativa y Riesgo y Política de Crédito” la firma ofreció una propuesta de encuadramiento, que incluía cancelación en diciembre de entre 10 y 15 millones de dólares, garantías hipotecarias y COFACE y cancelación de capital en cuotas entre enero a abril.

Al respecto, GONZÁLEZ explicó que los inmuebles ofrecidos en garantía por VICENTÍN no eran suficientes y que finalmente el 4 de diciembre remitieron una nueva oferta en términos similares, pero que no incluyó la cancelación de ninguna deuda en diciembre y sí el aumento de la garantía hipotecaria a una por USD 103.940.500 sobre la Planta Ricardone perteneciente a Algodonera Avellaneda, propuesta que fue finalmente aceptada por los Directivos del BNA, el 5 de diciembre, y que para ese entonces el BNA se encontraba en proceso de implementación de dicha propuesta (v. fs. 122/4 Auditoría).

Finalmente, el 19 de diciembre el BCRA envió el Memorando n° 20 en el que detallan diversas observaciones a lo actuado: “a) Durante los períodos 8.11.19 al 15.11.19 y 19.11.19 al 26.11.19 la Subgerencia General de Banca Corporativa cursó asistencias por u$s 61.600 miles y u$s 49.900 miles respectivamente, sin contar con una calificación crediticia vigente (vencida desde julio/19) ni con informe de riesgo actualizado, conforme lo requería la situación por la que atravesaba/atraviesa el deudor, con mención de la mora incurrida, excediendo a su vez los límites previstos en la normativa sobre Grandes Exposiciones al riesgo Crediticio”.

Además, remarcó “b) No se verificó la intervención previa del Directorio en la aprobación de la espera tácita acordada al cliente a partir del 08.08.19 (primer vencimiento impago) como tampoco de las financiaciones referidas, en este último caso requisito indispensable para el otorgamiento de endeudamientos de esa magnitud, según lo establecido por este BCRA y la propia normativa interna de esa entidad”.

Y sostuvo “c) No se advierte en la documentación aportada el tratamiento dispensado a la garantía de cesión de cobranzas de exportaciones, instrumentada en julio/2017, mediante la cual esa entidad tiene la facultad de retener los importes correspondientes ante la falta de cumplimiento de pago -en este caso a partir de agosto/19- y que además Vicentín SA ingresó divisas por ese concepto durante el período agosto/noviembre/2019 por aproximadamente u$s 900 millones a través de BNA” (v. fs. 132 Auditoría).

El descargo de los funcionarios del BNA estuvo a cargo del Subgerente, Martín GONZÁLEZ, y del Gerente General, Juan José FRAGATI, quienes en relación al punto a) sostuvieron que la empresa no canceló créditos a partir del 08/08/19 por la necesidad de capital de trabajo dada la época del año y por la imposibilidad de retomarlas en caso de cancelación, debido a no contar con límite vigente, que se le otorgaron nuevos créditos en base a la categorización de la gerencia zonal y el contexto favorable de la principal actividad que no hacían prever lo acontecido el 5 de diciembre -estrés financiero-.

Por su parte, en lo que respecta a la irregularidad marcada en el punto b) resumidamente señalaron que la Subgerencia General de Banca Corporativa está facultada a autorizar excepciones que en la práctica implica la flexibilización de la normativa, autorización de operaciones, prórrogas de la calificación y bonificación, a los efectos de mejorar la atención comercial, encontrándose al tanto todas las autoridades del banco de las operaciones autorizadas a VICENTÍN.

Por último, al punto c) entre otras cosas aclararon que como el banco “se encontraba en un período de negociación con la titular, a fin de no trabar su normal evolución y que no se detectaban irregularidades en los negocios, las garantías no fueron ejecutadas hasta que se tomó conocimiento de los hechos de carácter público, razón por la cual a partir de esa fecha se retuvieron los importes provenientes de la misma” (v. fs. 133/6 Auditoría).

Así las cosas, como se verá en el acápite 8, los funcionarios del BNA no solamente estaban obligados a resguardar los fondos depositados en garantía en las cuentas de VICENTÍN en el propio banco y a ejecutarla ante el incumplimiento, sino que además, como se expondrá en el apartado 9, la propuesta de encuadramiento aceptada por el BNA el 5 de diciembre, fue incumplida por la compañía, lo que motivó que en forma totalmente extemporánea el 30 de diciembre de 2019 se dispusiera la intimación y la

aplicación de los pocos fondos que quedaban en las cuentas de garantía (v. antecedentes resolución 96/230120/RPC, fs. 847/9 Auditoría).

8) La falta de ejecución de las garantías y la liberación de los fondos

Tal como explicamos, los créditos otorgados a la firma VICENTÍN se encontraban garantizados, con hipoteca sobre bienes inmuebles de la empresa y por medio de dos cuentas bancarias en las que la compañía recaudaba fondos de su actividad comercial, tratándose de: 1) una cuenta por cesión de derechos de cobro de facturación de mercado interno de empresas (cuenta n° 42800472/87) y 2) una cuenta por cesión de cobranzas del exterior (cuenta n° 42800473/90).

En cuanto a la cesión de derechos de cobro de facturación de mercado interno, la resolución RHD n° 1585 preveía que “(…) los fondos provenientes de derechos cedidos así en garantía podrán ser retenidos en caso de incumplimiento relacionado con los préstamos que garantizan y aplicados a la cancelación de las sumas adeudadas por todo concepto en la forma de práctica y que establezca el BNA a tales efectos. En el caso de que no exista deuda vencida e impaga emergente de los préstamos que se garantizan, los fondos depositados en la Cuenta Corriente Especial serán acreditados en la cuenta corriente 4282044266 abierta en la Sucursal Reconquista” (v. punto 3.3.4.3 de la Resolución 1585 obrante a fs. 27/31 Auditoría – el subrayado es agregado).

Por su parte, en relación a la cesión de cobranzas del exterior, los contratos celebrados entre la firma VICENTÍN y el BNA mediante escritura pública estipulaban en la cláusula cuarta que “(…) el Banco queda facultado para retener importes que le correspondían a las cedentes, en pesos o en moneda extranjera, tanto billete como divisa o su equivalente en pesos al tipo de cambio vendedor divisa vigente en el Banco a su entera satisfacción, ante la falta de cumplimiento por parte de las cedentes del pago en la fecha de su vencimiento de cualquiera de las obligaciones detalladas en la cláusula primera. El Banco queda facultado también para aplicar los importes retenidos a gastos, intereses punitorios, intereses compensatorios y capital en ese orden para imputar a las sumas adeudadas” (v. contratos de cesión aportados por el BNA con fecha 17/06/2020, el resaltado es agregado).

Así entonces, pese a encontrarse expresamente previsto que debían retener y aplicar los fondos existentes en ambas cuentas de garantía a los fines de cancelar las obligaciones adeudadas, los funcionarios omitieron realizar la conducta debida y además ―a pedido de la empresa― autorizaron a que los millonarios fondos que ingresaban en dichas cuentas fueran girados hacia una cuenta que carecía de restricciones para operar, desde la cual finalmente salían de la custodia del banco ya que eran utilizados para pagar diversos gastos ―AFIP, sueldos, proveedores, etc.―, o bien eran transferidos a otras cuentas de la empresa desconociéndose por el momento su destino final, provocando de esta forma, un vaciamiento de las cuentas y la pérdida de la garantía que el banco tenía frente a la firma, ocasionándole deliberadamente un perjuicio a la entidad bancaria.

Lo expuesto hasta aquí no resulta una afirmación dogmática ni antojadiza de esta parte, sino que, por el contrario, tiene fundamento en la demostración de un accionar deliberado y contrario a las misiones y funciones asignadas por parte de los funcionarios del banco -directivos y gerentes-, el cual se llevaba adelante conjuntamente con los empresarios de la firma VICENTÍN, quienes solicitaban la liberación de los fondos millonarios de las cuentas de garantía y luego los derivaban, en parte, a otras cuentas propias radicadas en distintos bancos, sacándolos de la esfera del patrimonio del banco.

En efecto, es necesario recordar que la Auditoría detectó que “(…) el primer vencimiento impago se produjo el 08/08/2019, no obstante no se ejecutó el derecho de cesión de cobranzas del mercado interno hasta el 27/12/2019 (fuera de término). La cesión de Cobranzas del Exterior no fue ejecutada”.

A su vez, advirtió que “(…) al 31/10/2019 el cliente registraba 27 operaciones vencidas, la más antigua de ellas con 84 días de atraso, manteniendo situación de deudores Normal (correspondía 2A “en seguimiento”). Dicha situación fue expuesta en el informe del Auditor Externo al 30/09/2019, oportunidad en que el cliente registraba 18 operaciones vencidas y 53 días de atraso”.

Sobre el punto, la Auditoría recolectó el detalle de ingreso de divisas en la cuenta n° 42800473/90, afectada en garantía de la Cesión de Cobranzas del Exterior, en donde simultáneamente al incumplimiento del pago de las deudas, se registraron acreditaciones (cierres de cambio), por los siguientes montos:

A su vez, la Auditoría recabó el detalle de ingreso de acreditaciones en la cuenta n° 42800472/87 afectada en garantía de la Cesión de Cobranza del Mercado Interno (ESSO, SHELL, YPF, OIL, etc.) en forma paralela al vencimiento de obligaciones impagas por los siguientes montos:

Como se puede observar, pese a que mes a mes ingresaron millonarios fondos por ventas en las cuentas que oficiaban como garantía de pago y que los funcionarios debieron retener el dinero a los fines de cancelar las obligaciones adeudadas, los agentes deliberadamente omitieron aplicarlo para el cobro de la deuda que desde el 8 de agosto tenía la firma VICENTÍN, provocando un grave perjuicio a las arcas del Estado Nacional.

Ello resultó así, por cuanto además de prescindir de su deber de retener y aplicar los fondos existentes en las cuentas de garantía, autorizaron la transferencia de aquellos a una cuenta corriente respecto de la cual el BNA no tenía facultades ni preferencia para cobrarse lo adeudado por la compañía, y en la que además el banco —al que simultáneamente la empresa debía— le pagaba intereses por tener el dinero allí.

Para ello, lógicamente, fue necesario también que desde el lado empresarial solicitaran la liberación de los fondos, lo que en el caso de la cuenta de garantía de cobranzas de exportaciones ―n° 42800473/90― se hizo en forma presencial por directivos y/o apoderados de VICENTIN ―Roberto VICENTIN, Osvaldo L. BOSCHI, Martín S. COLOMBO, Herman R. VICENTIN, Miguel VALLAZA, Alberto MACUA, Máximo PADOAN, Daniel BUYATTI―, mientras que en el caso de la cuenta de garantía del mercado interno ―n° 42800472/87― se instrumentó a través de un correo electrónico de un empleado de la empresa, Facundo PERSOGLIA.

Tal como surge a continuación, los funcionarios autorizaron el traspaso de los fondos de las cuentas de garantía hacia la cuenta corriente n° 4282044266 de titularidad de VICENTIN, según el siguiente detalle:

  • Cuenta garantía sobre cobranzas del exterior

Bono IFE ANSES: qué hacer si no llegó el SMS para cobrar

Anses recordó que los datos ingresados deberán ser usados por un solicitantes, y no en varias solicitudes.

Algunos de los beneficiarios del cobro de los 10 mil pesos del IFE presentaron inconvenientes para acceder ala segunda cuota, uno de ellos fue que no recibieron el mensaje SMS de Anses para conocer fecha y lugar de cobro.

Durante la inscripción del IFE, a comienzos de abril, los solicitantes debieron ingresar todos sus datos personales incluídos número de teléfono y correo electrónico para que Anses pueda enviar el lugar y fecha de cobro, pero a muchos de los beneficiarios aún no les llegó ninguna notificación.

Cómo hago si no me llega el SMS de Anses

– Deberán ingresar a Mi Anses con clave de seguridad social
– Ingresar a información personal
– Seleccionar datos de domicilio y contacto
– Allí podrán comprobar si los datos de contacto son correctos, como número de celular o correo electrónico.

Para consultar todas las fechas de cobro además se podrá ingresar desde anses.gob.ar , sección Ingreso Familiar de Emergencia, colocar el número de DNI y allí se informará fecha y lugar de cobro del segundo IFE.

Anses recordó que los datos ingresados deberán ser usados por un solicitantes, y no en varias solicitudes.

En el caso de presentar algún dato incorrecto podrán llamar al número 130 para hacer consultas sobre trámites las 24 horas. Para ser atendido personalmente, hay que comunicarse de lunes a viernes de 8 a 16 horas.

El Secretario de Gobierno de Avellaneda criticó el operativo de seguridad de Perotti

 

El Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Avellaneda lanzó duras críticas contra el operativo de seguridad que se montó entre las ciudades de Reconquista y Avellaneda.

El máximo referente de Seguridad de la ciudad de Avellaneda, Gonzalo Braidot, cargó contra el gobernador Omar Perotti porque entiende que montó un operativo con policías del sur provincial para amedrentar a la población y minimizar el impacto de la manifestación a favor de Vicentín.

“Que triste que la imagen de una Jornada Patria, termine siendo esta, gobernador Perotti”, comienza diciendo Braidot en su Instagram.

“De verdad pensó, que mandando policía de acción táctica del sur provincial, iba a asustar a la gente del norte? De verdad intentó impedir que nuestros vecinos de Reconquista puedan venir a nuestra ciudad a acompañar una jornada patria? De verdad intentó prohibirnos a todos pasar el puente? De verdad pensó que las familias de nuestra región podrían ocasionar algún hecho violento? Todo esto, un 9 de Julio, de verdad?”, remarcó.Tras el operativo policial, el gobernador Omar Perotti, fue el principal blanco de las críticas de los vecinos que se manifestaron en favor de Vicentín.

 

Rescataron un oso melero que apareció en una casa de La Gallareta

Procedimiento de Los Pumas.

Mediante un llamado telefónico, una vecino de La Gallareta dio aviso sobre el hecho de que en la vivienda halló un oso melero.

Numerarios de Los Pumas arribaron al domicilio de la mujer de 52 años que les permitió el ingreso a vivienda donde constataron la presencia del animal en cuestión, un ejemplar de la especie oso melero (Tamandua Tetradactyla), que había sido puesto a resguardo por la dueña de casa.

Inmediatamente, los agentes rurales procedieron al secuestro preventivo para que luego sea examinado por un facultativo que dictaminó que se encontraba en buenas condiciones de salud, para ser trasladado hacia su medio ambiente.

La Subdirección de Ecología de la Provincia de Santa Fe, el área provincial a cargo de estas cuestiones, aprobó su liberación en el hábitat natural, acción que se realizó juntamente con un testigo.

“Hoy se trata de potenciar un Estado que nos cobije a todos; nadie se salva solo, todos somos y hacemos la Patria”

El gobernador de Santa Fe encabezó este jueves el acto por el 204° aniversario de la Declaración de la Independencia Argentina, en la ciudad de Rafaela.

El gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti, junto al intendente de Rafaela, Luis Castellano, encabezó este jueves el acto oficial con motivo del 204º aniversario de la Declaración de la Independencia Argentina, en la ciudad de Rafaela.

“Celebrar la independencia nos hace pensar en el significado de la palabra dependencia”, reflexionó el gobernador en el inicio de su discurso. “Desde hace 6 meses, por la pandemia, aprendimos que dependemos los unos de los otros, mucho más de lo que podíamos imaginar. Dependemos, por ejemplo, de que las personas que caminen en la calle con nosotros usen barbijo y estén a una distancia de un metro y medio. Dependemos, en nuestros trabajos, de que se tomen las medidas y sigan los protocolos para poder generar riqueza sin contagiarnos. Dependemos de la capacidad de nuestros científicos para encontrar curas o paliativos para la enfermedad. Dependemos de la solidaridad, la conciencia y la responsabilidad social hasta que aparezca la vacuna. Dependemos del Estado para que asista frente a las enormes desigualdades sociales que el COVID evidenció más que nunca”, enfatizó.

“Dependemos –afirmó Perotti-, como dependíamos, hace 204 años, de que un grupo de representantes decidieran unirse para construir una Nación soberana. Esa decisión nos hizo independientes. Allí tomaron una decisión para expresarla al resto del mundo”.

Más adelante en su discurso ante los presentes en la plaza central de Rafaela, el titular de la Casa Gris agregó: “Hoy debemos ser capaces de decidir de qué no queremos depender. Creemos en la historia, en la memoria y en la identidad y tenemos pasión por el trabajo conjunto, indispensable para consolidar una Nación más soberana. Creemos en una Patria viva que se construye con cada acto de solidaridad, con cada gesto y acción que ponen al colectivo por encima del individuo, porque sólo siendo todos, podemos ser independientes”.

“De eso se trata hoy – continuó- de cuidarnos, de construir nuevos lazos, de ser solidarios, del gesto simple entre vecinos, de la contención de los vulnerables, de potenciar un Estado creativo e innovador, que nos cobije a todos, comenzando por quienes más lo necesitan, entendiendo que nadie se salva solo, todos somos y hacemos la Patria. No estamos esperando que pase todo. Decir o hablar de una pos pandemia sería quedarse esperando, no estamos esperando que pase todo. Estamos cuidando de la mejor manera a cada santafesina y a cada santafesino y estamos generando las condiciones para que Santa Fe tenga el mayor nivel de actividad con el cuidado de su gente”.

“Estamos trabajando para que el futuro cercano no sea tan desigual. Para una Santa Fe que se construya aceptando diferencias, pero nunca las desigualdades. Para eso es entre todos y con todos y con todas, juntos, en unidad”, concluyó el gobernador.

Por su parte, Castellano se preguntó “qué hubiera hecho San Martín para proteger a nuestro pueblo del flagelo de una plaga o de un virus como en este caso.Estoy seguro de que el general San Martín nos hubiera protegido y nos hubiera recomendado unirnos en la lucha y eso es lo que nos toca ahora a todas y a todos nosotros: defendernos y cuidarnos mutuamente”.

“Por eso – agregó el intendente – no pensemos en libertad versus salud o libertad versus economía. Nuestra responsabilidad como dirigentes no es confrontar sino afrontar y estamos afrontando el enorme desafío que nos impone esta situación inusitada para poder sobrellevarla y superarla en todos los órdenes”.

“A nuestras libertades cotidianas, que hoy podemos ver momentáneamente condicionadas por la pandemia, las recuperaremos así, juntos, de a poco, con paciencia y prudencia. No podemos dar ni un solo paso sin mirar a quienes tenemos a nuestro lado. La libertad también es poder ayudar, acompañar, sostener y contener solidaria y responsablemente, sobre todo a los que menos tienen. Nadie se salva solo y nuestros próceres de la independencia lo sabían más que nadie”, finalizó.

PRESENTES

Del acto conmemorativo del 9 de julio, llevado a cabo en la Plaza 25 de Mayo de la ciudad de Rafaela, participaron la vicegobernadora de la provincia, Alejandra Rodenas; el senador nacional, Roberto Mirabella; el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Gutiérrez; los ministros de la Producción, Ciencia y Tecnología, Daniel Costamagna; y de Desarrollo Social, Danilo Capitani; la secretaria de Estado de Igualdad y Género, Celia Arena; el senador provincial por el departamento Castellanos, Alcides Calvo; el diputado provincial Juan Argañaraz; y el presidente del Concejo Deliberante de la ciudad, Germán Bottero; entre otras autoridades.

Fernández anunció una nueva prórroga del IFE que abarcará a todo el país

La medida del Presidente fue anunciada el mandatario durante una reunión virtual que mantuvo con los gobernadores.

Alberto Fernández encabezó una reunión virtual con gobernadores.

El presidente Alberto Fernández anunció una nueva prórroga del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que abarcará a todas las provincias del país y que “significa que millones de argentinos no caigan en la pobreza”, según dijo durante el encuentro virtual.

“El IFE significa que millones de argentinos no caigan en la pobreza, es una herramienta de emergencia que no vamos a poder darlo siempre”, dijo el mandatario durante una reunión que mantuvo con los gobernadores en la que anunció una nueva prórroga, extendida a todas las provincias, según informaron a Télam fuentes oficiales.

Participaron también del encuentro el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Martín Guzmán; el presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro.

“Es muy importante que todos los que gobiernan estén enterados de lo qué pasa en Argentina y al mismo tiempo que podamos seguir trabajando juntos”, les dijo Alberto Fernández a los gobernadores, en referencia también a la negociación que realizan con acreedores extranjeros por la deuda soberana heredada.

“Queremos que todos los que gobiernan se enteren de lo que estamos haciendo con la deuda que heredamos”, dijo el mandatario, y agregó: “Necesito que desarrollemos juntos el día después en las provincias”.

Al mismo tiempo les agradeció “el modo” en que permitieron al Gobierno nacional “trabajar estos meses y poder afrontar este tiempo difícil” y dijo que ya están ¨trabajando para el día después de la pandemia”.

“Vamos a organizar el horizonte del país y ahí los necesito a ustedes para potenciar las economías regionales, tenemos que trabajar rápidamente para poner en marcha la economía argentina”, aseveró.

Dijo también que “el verdadero federalismo es la ayuda que todos le están dando a Chaco, con recursos humanos, así se construye un país integrado”, en referencia al envío de terapistas de varias provincias para ayudar y capacitar a médicos del Chaco frente al crecimiento de casos de coronavirus.

Ruidazo y banderazo, a favor y en contra de la expropiación de Vicentin

En Avellaneda y Reconquista. Ambas manifestaciones se produjeron en la tarde del jueves patrio. Con consignas antagónicas, pero en paz, las dos caravanas surcaron las calles de Reconquista.

Las dos manifestaciones antagónicas tuvieron puntos en común: el conflicto de Vicentin, las banderas argentinas y la cantidad de gente movilizada. Y un dato insoslayable, digno de destacar: transcurrieron en un marco de absoluta paz social.

La coincidencia de ambas movilizaciones populares había puesto en tensión a las autoridades del área metropolitana los días previos a este jueves patrio, por la posibilidad de que se cruzaran en la zona central de Reconquista. Pero, finalmente, gracias a la conciencia ciudadana y al fuerte operativo de seguridad montado por Policía provincial, Policía Federal y Gendarmería, eso no ocurrió.

Desde las primeras horas de la tarde de este Día de la Independencia dirigentes, militantes y vecinos afines al gobierno nacional se concentraron en la rotonda del acceso sur a Reconquista.

A bordo de cientos de autos y con banderas y volantes, marcharon desde ese punto hasta el centro mismo de la ciudad. Fue el “ruidazo nacional” sustentado en las consignas “nunca más estafas al pueblo, por un Estado presente, no todos somos Vicentin” y motorizado por la denominada “Multisectorial por la soberanía y el trabajo”, una confluencia de gremios y movimientos sociales de base con anclaje ideológico peronista.

Estas organizaciones sociales, políticas, sindicales, funcionarios públicos e instituciones de las ciudades de Reconquista, Avellaneda y la región, hicieron expreso así su apoyo a “la intervención del Estado como garante de los derechos del pueblo argentino”.

En un documento dado a conocer, aseguraron ver con preocupación que “una empresa regional y nacional, va camino a quedarse en manos extranjeras. Es importante el rescate del Estado para defender la producción y el trabajo, evitando la quiebra y el desguace de una empresa importante en el mercado cerealero”.

E instaron a “defender lo nuestro y evitar que bancos y acreedores internacionales, que reclaman una deuda de $33.137 millones en una presentación judicial en Estados Unidos, se queden con la empresa Vicentin”. “Consideramos que miles de puestos de trabajo y el cobro de la producción de pequeños productores están en juego”, alertaron.

“Estamos convencidos que los préstamos a pymes e industrias deben ser para fomentar la producción y no para especular financieramente”, puntualizaron, al tiempo que inquirieron “¿Dónde están los 300 millones de dólares que la empresa Vicentin recibió del Estado?”.

Para cerrar, sostuvieron que “identidad nacional y soberanía están en juego. Bancos y empresas extranjeras están como buitres para pegar el zarpazo sobre esta empresa que es tan necesaria para nuestro desarrollo regional y nacional. No convalidemos la irresponsabilidad de quienes van a llevar a la quiebra a cooperativas, productores y a la pérdida de miles de puestos de trabajo, estafando a miles de acreedores. Por la soberanía nacional, el trabajo y la producción apoyamos la intervención y el rescate por parte del Estado argentino.

“No se toca”

En tanto, el “banderazo nacional” en defensa de Vicentin tuvo otra vez como epicentro a Avellaneda, la ciudad cuna de la empresa. Estuvo convocado para las cuatro de la tarde frente al monumento de la ciudad, ubicado a la vera de la avenida “Flor de Oro”, el nombre que adquiere la travesía urbana de la Ruta 11.

Miles de manifestantes, todos con su bandera nacional en mano, volvieron a protagonizar una concentración multitudinaria. Avisados acerca de que las fuerzas de seguridad cortaban el paso a los adherentes de Reconquista que querían participar de la movida, decidieron cruzar a pie el puente sobre el arroyo El Rey que comunica a ambas ciudades, y desembarcaron en Reconquista donde surcaron calles céntricas para luego desmovilizarse.

Con los bocinazos de tractores que acompañaron la caravana humana, productores, dirigentes, comerciantes, empresarios, accionistas de Vicentin y vecinos hicieron oír sus reclamos: “No marchamos por capricho: la inflación, la liberación de presos, el estado de la Ruta 11, los impuestos, las violaciones a la Constitución Nacional, el atropello al sector privado”, demandaron, siempre con la mención de cabecera presente: “No a la expropiación de Vicentin”.

“Sin participación no hay futuro, respeto a la libertad, la República y la propiedad privada”, fue en este caso la consigna general que a través de las redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea llamó a movilizarse.

Las pancartas reflejaron el malestar reinante con el gobierno nacional: “Si estoy equivocado salgan a la calle y recuérdenmelo” y “hoy nos dice que estamos equivocados ¿al final?”, rezaba uno, en referencia a la frase que pronunciada por el presidente Alberto Fernández en el acto de asunción.

Igual de gráfico fue el cartel “la propiedad privada no se toca”, portado por una joven que marchaba al lado de Dionisio Moschén, gerente de la planta Avellaneda de Vicentin y miembro de la familia empresaria.

 

Juicio por el femicidio de Rosalía Jara: Testigo íntima de la víctima reveló al tribunal información que complicó aún más al profesor Valdéz.

Revelaciones que hizo la testigo:

La relación sexual entre Rosalía y su profesor comenzó cuando ella tenía 12 años; entonces iba a sexto grado.

La esposa del profesor sabía de la relación extramatrimonial porque un día Rosalía fue a la casa del profesor a reclamarle la paternidad de su nena.

Cuando tenía 11 años, Irina también se sintió acosada por el profesor.

El testimonio:

Irina Jara, 20, reveló ante el tribunal oral que ella sabía de la relación del profesor Juan Valdéz con Rosalía Jara, que comenzó cuando ella tenía 12 años y cursaban juntas el sexto grado en la Escuela Primaria San José Obrero de Fortín Olmos.

El profesor Valdéz les daba clase «desde cuarto o quinto grado», y cuando iban a sexto grado, Rosalía le confesó a su prima la relación, que se veían a escondidas, que tenían relaciones sexuales y que Valdéz le daba dinero de vez en cuando, que la pasaba a buscar, primero en un auto gris y luego en un auto blanco; y que incluso ella supo acompañarla para que se encuentren en la garita y otros lugares donde él la pasaba a buscar; y que Valdéz «siempre la llamaba».

Señaló que «eramos muy cercanas, nos criamos juntas»; y que cuando Rosalía quedó embarazada, a ella le contó que fue producto de la relación con el profesor; y que incluso la esposa de Valdez sabía de la relación porque cuando Rosalía fue a casa a pedirle que reconozca la hija, estaba ella.

Recordó que Rosalía quedó embarazada a los 15 años y que cuando transitaba el segundo mes de embarazo su prima le contó que era con el profesor Valdéz.

El defensor marcó una contradicción porque sostuvo que en una declaración anterior Irina había dicho que la relación empezó a los 14 años; pero ante el tribunal Irina insistió que a los 12 años comenzó la relación, recuerda que iban a sexto grado.

Indicó además que ella también se sintió acosada por el profesor cuando tenía 11 años por la forma que le tocó la mano cuando le dio dinero para que se lo tenga durante la clase.

El juicio:

El profesor Juan Valdez está siendo juzgado desde este martes 07 de julio de 2020 por homicidio doblemente calificado por el vínculo y por haber sido perpetrado por un hombre contra una mujer mediando violencia de género (femicidio). Los acusadores piden prisión perpetua. Es por haber matado a Rosalía Jara.

Tribunal está compuesto por los Jueces Gonzalo Basualdo (presidente), Norma Senn y Mauricio Martelossi.

Fiscal: Gustavo Latorre.

Querellantes: Carolina Walker y Matias Pautasso, en representación de Liliana Jara, madre de la víctima.

Defensores: Jorge Faisal y Gustavo Ramón Aguirre como asistente.

El juicio oral y público comenzó a las 09:05 horas de este martes 07 de julio de 2020 en los tribunales de la ciudad de Vera. En el inicio estuvo como oyente el Fiscal Regional Rubén Martínez, quien indicó que concurrió para darle su apoyo al trabajo del fiscal Latorre, quien cree que podrá demostrar que Valdéz fue el autor del homicidio de Rosalía.

Este martes fueron los alegatos de apertura de todas las partes y luego se produjeron las primeras testimoniales.

El juicio se desarrollará hasta el lunes 27 de julio.

Los alegatos de clausura  están programados para el jueves 30 de julio a las 8:30.

La sentencia  se dará a conocer en el mediodía del lunes 03 de agosto de 2020.

Lo que dijo el fiscal Latorre en su alegato de apertura:

Valdéz era profesor en la Escuela San José Obrero N° 1211 de Fortín Olmos donde Rosalía concurrió desde Jardín de Infantes hasta terminar 7° grado. Allí comenzó Valdéz una relación extramatrimonial cuando Rosalía tenía 14 años aprovechándose de la extrema vulnerabilidad económica y de género, aparte de que era su docente. Fruto de esa relación nació la hija en común.

Refirió al “poder desigual” entre Rosalía y el imputado, quien con manipulación psicológica y económica pudo mantener oculta la relación extramatrimonial.

Recordó que Aldo Agustín Mansilla reconoció a la hija de Rosalía como suya, hasta que se rompió la convivencia y ella inició juicio de alimentos, por lo que Mansilla inició un juicio de impugnación de la paternidad, lo que motivó que Rosalía aumente reclamos sobre Valdéz para que se haga cargo de la paternidad y de los alimentos. También Rosalía tuvo un intento de suicidio, lo cual consta por una actuación judicial.

El 30 de junio de 2017 Rosalía fue notificada del inicio del juicio de Mansilla, lo que la puso mal y comenzó a tratar de comunicarse con Valdéz. El 01 de julio de 2017 hubo 14 llamadas entre ambos celulares, siendo el último a las 22:17 horas, luego de esa llamada Rosalía no fue vista más y no hubo ningún llamado mas entre ambos.

En la noche del 01 de julio 2017, a la hora de la última llamada, Rosalía estaba en el Bar Vázquez de Fortín Olmos y al recibir el llamado se retiró. Hay testigos.

En la garita la esperaba Juan Valdez y allí “Rosalía desapareció de la faz de la tierra”. Hay testigos que vieron “un automóvil nuevo, blanco y grande”, que el fiscal lo asocia al Toyota Corolla blanco de Valdéz.

Mencionó también la actuación del perro de las fuerzas de Seguridad que captó “el aroma de Rosalía” entre el Bar de Vázquez y la garita; y también dentro del automóvil Toyota Corolla del acusado.

Sostuvo que el 04 de julio de 2017 a la tarde-noche, Juan Valdez fue advertido por un policía amigo que le iban a secuestrar su teléfono celular por la desaparición de Rosalía Jara, por lo que “procedió a borrar de manera segura todos los archivos de su celular mediante maniobras de borrado seguro que no permiten recuperar los archivos”. Ese celular fue peritado y determinaron que en la noche del 04 de julio de 2017 Valdez manipuló el celular por espacio de mas de 2 horas, de 20 a 22:20 horas, cuando mediante técnica de borrado seguro eliminó para siempre registro de llamadas, mensajes, whatsapp, etc; y luego reinició el sistema creando nuevas cuentas de Facebook Gmail, Whatsapp, etc.  Al saber que le iban a secuestrar el teléfono borró toda la información, y sostuvo que todo eso será probado con el testimonio de los peritos durante el juicio.

También que probará que Valdéz mintió cuando dijo que la noche de la desaparición de Rosalía no había salido de su casa; y que incluso está el testimonio de su hija en ese sentido; además del geoposicionamiento del celular que determinó que el sospechoso salió y dónde esto.

También está la prueba de ADN sobre la paternidad que Juan Valdez pretendía ocultar; los cazadores que el 26 de agosto de 2018 encontraron los restos óseos y prendas de vestir que pertenecieron a Rosalía, en el campo de Braida, Km 34 de la Ruta Nacional 98; y que hay una lesión ósea que es de al menos un golpe mortal en la cabeza antes de abandonar el cuerpo; que Valdéz concertó una “cita premeditada” con Rosalía luego de 14 llamadas en el día, aprovechando que su esposa Elisa  Lorena Faisal había viajado a Santa Fe y volvía al día siguiente. Cuando Valdez se encontraba en inmediaciones del bar Vázquez, la llamó para que vaya a la garita donde la esperaba en su automóvil al que Rosalía subió voluntariamente y alejandose del lugar le provocó la muerte con al menos un golpe y depositó el cuerpo en el campo de Braida, luego de lo cual borró toda la información de su celular de manera segura.

Móvil del crimen:

Sostuvo el representante del Ministerio Público de la Acusación que probará en el juicio que el accionar del femicida estuvo motivado en los reclamos de la paternidad y de los alimentos. Intentó ocultar la relación extramatrimonial abusando siempre de la vulnerabilidad económica y la relación desigual de poder; y que demostrará que Valdez tuvo una conducta tícpica, antijurídica y culpable que se corresponde con el homicidio doblemente agravado por el vínculo, atento a la relación de pareja sin convivencia y por haber mediado violencia de género, tipificado en el artículo 80 incisos 1 y 11 del Código Penal, “todo se encuentra cabalmente demostrado en el accionar del imputado, lo que se demostrará a lo largo del proceso. Probaremos que Juan Oscar Valdéz ha sido autor del hecho que se le atribuye y debe responder en tal carácter. Contamos con numerosos testigos  que demostrarán la relación extramatrimonial, los reclamos de Rosalía por la paternidad, la suma de dinero que entregaba ocasionalmente a la menor y los lugares donde se encontraban.

Testigos del Bar Vázquez acreditarán que Rosalía recibió el llamado telefónico y se retiró del bar, todo corroborado. También testimonios de vecinos que vieron esa noche a Valdez deambular en auto por el pueblo; se probará también con el informe de los perros que Rosalía fue hasta la garita y que estuvo en el automotor. Con testigos especializados se demostrará el borrado seguro que hizo Valdéz en su celular y el inicio de las nuevas cuentas, se probará el geoposicionamiento, lo que probará donde estuvieron y se probará que es el padre de la menor. Todo es idóneo para demostrar la culpabilidad de Valdez y destruir su estado de inocencia, por lo cual se pedirá su condena a la pena de prisión perpetua”.

Lo que dijeron los abogados querellantes:

Son dos los abogados que integran la querella en nombre de Liliana Raquel Jara, madre de Rosalía. Quien arrancó con el alegato de apertura es el Dr. Matías Pautasso, quien comenzó por adherir a todo lo dicho por el fiscal; y aseguró que probarán que “Juan Valdez es el femicida de Rosalía jara”, quien actuó con “dolo homicida” y con “al menos un golpe en el malar izquierdo” asesinó a Rosalía Jara y descartó su cuerpo adentro del campo “María Auxiliadora” de Sergio Braida, a 150 metros de la banquina.

Sostuvo que probarán que Juan Valdéz manipuló pruebas haciendo desaparecer los archivos de su celular, que el 26 de agosto de 2018, a un año y un mes de haber asesinado a Rosalía, aparecieron los restos óseos donde Valdez descartó el cuerpo con intenciones de que nadie pueda encontrarlo.

Le dijo al tribunal que “estamos convencidos que van a dictar una clara sentencia condenatoria. Probaremos que Valdez fue profesor de sexto grado de la víctima en la Escuela particular incorporada San José Obrero de Fortín Olmos, donde sedujo a la niña, como también intentó hacerlo con otras alumnas. Probaremos que mantuvieron una relación totalmente desigual, una relación de poder entre una persona de más de 30 años, profesor, con una alumna, con una niña; todo quedará demostrado con los testimonios y peritos en el juicio. Probaremos que Valdéz nunca se hizo cargo de su hija y que incluso intentó ocultarla, igual que la relación con Rosalía. Probaremos que actuó con desprecio de género, violentando y llevando a Rosalía hacia su muerte. Claramente Valdez actuó con dolo homicida en carácter de autor según artículo 80 incisos 1 y 11 del Código Penal, homicidio doblemente calificado por el vínculo y por ser cometido por un hombre contra una mujer mediando violencia de género.

Por la querella continuó la Dra. Carolina Walker, quien amplió diciendo que “es un juicio histórico porque representa el sufrimiento más profundo de las mujeres en nuestro país”; y que será “un antes y un después para las mujeres pobres a las que el Estado le dio siempre la espalda”; pues “Rosalía fue violentada toda su vida. El femicida comenzó mucho antes del 01 de julio fatal, lo que será sin dudas acreditado en este juicio”.

Pidió conocer la realidad de la vida de Rosalía Jara, la misma de muchas mujeres en argentina, con abusos, miserias, necesidades, privaciones y violencia, la que se manifiesta incluso en los cadáveres, como el de Rosalía que apareció tirado en un campo, lo que asoció con el famoso caso del “campo algodonero” de Ciudad Juárez, donde aparecieron los cuerpos de tres mujeres asesinadas y pasó a ser un caso ícono en la Corte Interamericana de Derechos Humanos referido a la falta de justicia, la impunidad de este tipo de delitos, lo que promueve la perpetuación de la violencia y que sea tolerada, una aceptación social de este fenómeno de violencia y la desconfianza de las mujeres en la justicia. Sostuvo que el modo de desaparición y muerte, y el hallazgo del cadáver, es una evidencia fundamental de la violencia, un cuerpo descartado como basura, el peor desprecio que podemos recibir las mujeres, “ni se respetan nuestros cuerpos muertos”, señaló.

Otro ejemplo  que puso es cómo devolvieron los restos de Rosalía a su madre: “en una caja envuelta con cintas de embalar, así devolvieron el cuerpo de Rosalía a su madre, eso es lo que valemos las mujeres para el Estado”; además puso en evidencia que “el estado no la encontró”porque el cuerpo fue encontrado por dos cazadores; y en contraste puso que el Estado le avisó mediante un policía a Valdez que lo estaban investigando.

“Hoy tenemos una gran responsabilidad: vamos a probar que Rosalía era una niña cuando conoció a Valdez, era una niña, y él abuso de su condición de docente, la corrompió afectiva, sexual y económicamente; y mantuvo una relación clandestina durante años, la embarazó y la desconoció, no la asistió económicamente y finalmente la asesinó.

Hizo formal pedido de condena a prisión perpetua para el acusado; y terminó señalando que “es impresionante lo que la demora de la justicia provoca en las víctimas, un proceso no puede durar 3 años”, reprochó.

WhatsApp Image 2020-07-07 at 09.04.21.jpeg
El Fiscal Latorre, la querellante Dra. Carolina Walker y colaboradores.

Alegato de apertura del defensor Jorge Faisal:

Con el profesor Juan Valdéz a su derecha, el defensor dijo al tribunal que “este señor está acusado por una obsesión; sesgadamente, obsesionadamente, marcadamente, siempre, siempre se lo siguió a él, se obsesionaron con buscarle pruebas relacionadas con esta acusación que a entender de esta defensa no supera ni el mínimo tamiz para tener una sentencia condenatoria”.

Refirió a los hombres que “eran violentos con Rosalía, le pegaban, la hacían sentir mal, y todas esas personas van a pasar por acá (como testigos) porque están libres”.

Aseguró que en este juicio “no van a poder probar que Valdez era violento con Rosalía”; solo hubo una “incesante búsqueda” para hacer creer que Valdéz es “un monstruo, abusador, acosador, todos los adjetivos para hacerles creer a ustedes (el tribunal) que esta persona es detestable, pero no por eso cometió el delito. Comparto las hermosas palabras sobre violencia de género, pero se equivocaron de acusado”.

Después sostuvo que hubo varias irregularidades en el proceso, criticó que a Valdéz le secuestraron el auto y el teléfono sin presencia de un abogado, encima le tomaron declaración ocho policías, entre ellos los dos jefes de la Unidad y que le metieron los perros en el auto y todo se hizo sin testigos, cuando “siempre es necesario que esté el testigo, sino el acto puede tener una nulidad”.

También sostuvo que en este proceso se va a demostrar que un perito cargó crédito en el teléfono que le habían secuestrado a Valdéz; y además cambió y modificó cuentas de Facebook y WhatsApp, y resaltó que eso lo hizo un perito que tiene su título en Harvard, “no tomó ningún protocolo posible y es egresado de Harvard”.

Faisal reveló que le dijo a su cuñado Juan Valdéz que “una sola prueba que me muestren y yo me voy… y acá estoy porque no me la mostraron y estoy mas que seguro que no me la van a mostrar, porque si es por indicios todos vamos presos, todos podríamos ser acusados, pero así no funciona el derecho penal. Se puede tener la persona presa por indicios, pero llegó el juicio y tus indicios ya no sirven para nada, tenés que demostrar la certeza y espero verla, pero más que nada espero que ustedes también señores jueces…”.

Desafió a los acusadores diciendo que no tienen la grabación donde conste que Valdéz la citó a Rosalía por teléfono, “eso es un invento; o tenés la llamada o lo inventaste, es fabulación parea intentar modificar la realidad de las cosas”.

Vengo a demostrar algo que no tendría que hacerlo, tengo que demostrar la inocencia, invirtieron la carga de la prueba”, reprochó; también que “era constante la obsesión de mantener siempre no solo a Valdez preso, sino decirle a la sociedad: tenemos un preso y tenemos el caso resuelto, sin lugar a dudas que eso querían demostrar”, Y recordó cuando el juez Gustavo Gon se tuvo que inhibir de seguir actuando en la investigación porque adelantó su opinión de que Valdéz seguiría preso hasta el juicio. “Se cumplió la profesía, que era mantenerlo preso, la obsesión de investigarlo solamente a Juan”. Ironizó también cuando le prolongaron la prisión preventiva a la espera del resultado del ADN de unos cabellos que encontraron en un nido de caranchos y resultaron ser pelos de caballo.

También Faisal reprochó al fiscal regional y otras autoridades que influyeron en la opinión pública mediante los medios opinando sobre el caso y con información infundada. Sostuvo que “la gente cree  lo que dicen en los medios, ojalá se empiecen a tomar medidas con lo que se dice en los medios, mas en las causas penales”.

A manera de desafío preguntó dónde están los “policías corruptos” que dijeron?. ¿Se inicaron investigaciones?, por qué no están acá?, por qué no están los encubridores, los facilitadores, por qué no están acá?. Hablar es fácil, acusar en los medios es fácil, pero probarlo es lo difícil. Solo estás vos Juan”.

Dio a entender que lo quisieron muerto al acusado, porque “muerto el perro se acabó la rabia”, que por eso lo tuvieron dos meses preso en la cárcel de Coronda en una celda mínima con cama de cemento, una canilla para tomar agua y una hendija donde le tiraban la comida, por lo que llegó a pesar 45 kg, hasta que la Cámara de Santa Fe dijo que lo envíen inmediatamente a la cárcel de Vera porque se violentaban garantías constitucionales.

Recordó que el jefe de la PDI que llevó adelante las investigaciones en el inicio de la causa está preso también hoy, “sorprendente”. (Es por otro hecho, nada que ver con lo que ahora se procura dilucidar).

A mi me gustan los cuentos porque puedo fantasear, puedo inventar, fabular, porque en los cuentos puedo decir quién es el bueno y quien es el malo, vaya cuento!”, ironizó sobre la acusación contra su defendido, lo que entiende que no es más que “empecinamiento, obsesión, manía por demostrarle a toda la sociedad que tenían un culpable, sin lugar a dudas que es así, todo esto lastimosamente nos llevó a desperdiciar la oportunidad de encontrar los verdaderos culpables de lo que le pasó a Rosalía, pero estén seguros señores jueces de este excelente honorable tribunal, que no es esta persona que está a mi lado”.

Dijo que podría nombra miles de atropellos que violentan todos los derechos, como que no hubo principio de inocencia, ni de indubio pro reo… que siempre hubo un objetivo, tenerlo preso y condenarlo a Valdéz, pero se mostró seguro que en este juicio la defensa va a derribar esa obsesión que ha tenido a una persona presa por tres años; y la verdad que es una tristeza porque se perdió la oportunidad de saber qué le pasó a Rosalía jara. Cuando termine todo esto y den su dictamen, allí vamos a tener el resultado que se perdió la oportunidad de saber qué pasó con Rosalía jara”.

Inocente, sin lugar a dudas”, dijo en referencia a su cliente, cuñado y defendido. Así terminó su alegato de apertura del juicio en la mañana de este martes 07 de julio de 2020.

EL ACUSADO NO QUISO HABLAR: 

En el inicio del juicio, el tribunal le ofreció al profesor Valdéz hacer uso de la palabra pero… «por ahora no«, contestó al presidente del tribunal, Dr. Gonzalo Basualdo, quien de todas maneras le aclaró que podrá hablar cuando quiera.

WhatsApp Image 2020-07-07 at 09.03.12.jpeg
Juan Valdez y su abogado defensor Jorge Faisal.

Tras los alegatos de apertura se pasó a un cuarto intermedio y luego se retomó con los primeros testigos: Liliana Jara, Irina jara y Daniel Jara, madre, prima y tío de la víctima.